Más (Raphael) de lo mismo


Si quieren resumir la Nochebuena televisiva de este año en un estribillo, canten conmigo: «Será, será, esta noche ideal que ya nunca se olvida/ podre reír, y cantar y bailar disfrutando la vida». Y si quieren cantar la del año que viene, anímense: «Olvidaré la tristeza y el mal y las penas del mundo/ y escucharé los violines cantar en la noche sin rumbo». Podemos seguir así hasta que a Raphael le fallen las fuerzas y entonces nos veamos en esa encrucijada maldita, del «qué pasará, qué misterio habrá» con esta gran noche, porque si seguimos la estadística no habrá fallo. Raphael es el Papá Noel musical, el que llega siempre por Navidad, el que se acompaña de artistas -de los mismos artistas- en lo que parece el día de la marmota, sin más salsa que la que le ponemos nosotros sentados en la mesa. Que vale que la televisión está de fondo, que la Nochebuena pasamos de estar pendientes de lo que nos echen, pero no estaría de más que algún año, alguno, nos sorprendieran con un show algo más original. Hasta los fans de Raphael, que somos muchos, agradeceríamos que el hombre descansara de su gran noche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Más (Raphael) de lo mismo