La lección de Patxi


Como es bien sabido, el expresidente del Congreso Patxi López fue el primero en presentar su candidatura a la secretaría general del PSOE. Luego lo hicieron Pedro Sánchez y Susana Díaz, que muy pronto demostraron contar con mayores apoyos. Sin embargo, Patxi López no se amilanó ni se retiró, y aquí empieza la verdadera historia del llamado seguro perdedor. Porque en el enfrentamiento entre Díaz y Sánchez, él se ha mantenido en la defensa de su propio programa, centrado en siete ejes económicos que incluyen la defensa de una economía productiva y la reforma del empleo y la fiscalidad. La pregunta ahora es: ¿De verdad que no tiene ninguna posibilidad de ganar? La respuesta casi unánime es que no, que no tiene ninguna. Pero él no se ha retirado, entre otras cosas porque en política existe algo más que ganar y perder. Existe también la posibilidad de acercarse a la balanza y ayudar a inclinarla -en la medida de la posible- a uno u otro lado. Patxi López es un político experimentado y sabe muy bien todo esto. Desde el principio era previsible que Susana Díaz y Pedro Sánchez intentasen reducirlo a la irrelevancia. Era algo legítimo y así lo han hecho, sobre todo Sánchez, que lo ignoró y que luego le ha hecho guiños y ofertas. Pero resulta que López no se presentó a estas elecciones para irse sin conocer los resultados y decidir con ellos en la mano. Sabe que no va a ganar, pero ¿quién va a vencer sin su ayuda? Por esta vía, sus apoyos menores se han vuelto mayores o relevantes, tal vez decisivos.

La lección de Patxi López es que él no se ha presentado contra nadie. Muchos desdeñaron sus prisas iniciales y sus posibilidades, con análisis quizá acertados, pero no por ello es menos legítima su aspiración de «unir al PSOE y ayudar a recuperar votos de la izquierda que se fueron a Podemos». Y quizá en este sentido tiene razón en que ahora su candidatura «es más necesaria que nunca». Pronto lo veremos. Los que creemos que es preciso un PSOE fuerte, tenemos muy difícil contradecir el mensaje de unidad de Patxi López. Por eso no es posible considerarlo un mensaje perdedor. Es casi seguro que él no ganará, pero creo que sus ideas sí acamparán en el futuro del PSOE.

Votación
13 votos

La lección de Patxi