El PSOE como alternativa

Gonzalo Caballero
Gonzalo Caballero IDEAS Y ANÁLISIS

OPINIÓN

09 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El último Barómetro del CIS recoge que el 51,8 % de los españoles consideran que la gestión del Gobierno es mala o muy mala, y solo un 24,4 % la consideran buena o muy buena. Es evidente que buena parte de la ciudadanía reclama otro tipo de gestión y no respalda al Gobierno del PP. No es nada nuevo. Once millones de electores votaron al PP o a Ciudadanos en las últimas elecciones generales, pero diez millones y medio lo hicieron al PSOE y Podemos.

El juego político de la democracia requiere que frente a los Gobiernos existan alternativas políticas. Desde la transición política, el PSOE o gobernaba o era la alternativa al Gobierno conservador. Pero la erosión del bipartidismo español ha llegado a cuestionar ese rol fundamental del Partido Socialista como alternativa de Gobierno.

En la última etapa del Gobierno Zapatero, el PSOE entró en un escenario de debilitamiento electoral que se evidenció especialmente en las elecciones generales del 2011 y del 2015. Después, el apoyo electoral se mantuvo en niveles mínimos, pero no empeoró en las elecciones de junio del 2016, en las que se evitó el anunciado sorpasso. Tras las últimas elecciones generales, el CIS mostró cómo el PSOE avanzaba y se recuperaba en el verano pasado.