«Brexit»


Los británicos han conseguido popularizar, con una sola palabra, lo que significa que Gran Bretaña salga de la Unión Europea («Britain exit») con el proceso de referendo que ha comenzado a debatirse en las islas y la negociación en Bruselas del primer ministro Cameron sobre lo que querrían los británicos para no irse de Europa. Ya conocemos en España ese argumento, pero el caso es que Londres juega con ventaja respecto a los veintisiete países europeos, cada uno con sus propios problemas. La Unión Europea se encuentra ahora en plena crisis, con amenazas, atentados, refugiados, fronteras, económica, desconfianza y solidaridad. El caso es que cuando más se necesita el apoyo de los más fuertes y desarrollados para que los más necesitados puedan salir adelante con los nuevos problemas, como los que tienen Grecia o Rumanía, por ejemplo, salen los británicos (no todos) diciendo que se quieren ir. Eso es el brexit que les sirve para tratar de tener más ventajas. La City de Londres maneja las finanzas de medio mundo, hasta el punto de que a los piratas somalíes hay que darles el rescate negociando con los despachos londinenses. Gran Bretaña es un país nuclear y eso le otorga un poder que no se le permite a otros. También es miembro permanente, con derecho a veto, en el Consejo de Seguridad de la ONU. En una palabra, es una gran potencia que Europa necesita para tener un peso en los asuntos internacionales, frente a las grandes naciones emergentes. Mejor que no se vayan y sigan viniendo como turistas a la Europa del sur.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

«Brexit»