La cruda realidad


Asumido como tenemos que este 2015 va a ser el gran año de nuestras vidas, como bien nos adoctrinó Mariano Rajoy, vamos con la cruda realidad. El 84 % de los españoles creemos que la situación política es mala o muy mala, y el 82 % que la económica es igual de penosa.

Vistas las cifras que nos ofrece el CIS, no resulta descabellado pensar que los que opinan lo contrario correspondan a cargos públicos, familia, allegados y juglares de los populares, que son esos mismos que nos dicen que somos unos exagerados, unos pesimistas y que buena suerte tuvimos encontrarnos con ellos para que nos saquen del atolladero.

Es cierto que la economía española muestra síntomas de recuperación. No hay más que preguntárselo a Ana Patricia Botín y a Juan Roig, que bien que lo notan. Pero no opinan lo mismo la señora María de Corrubedo y Paquiño, el de O Incio, que no saben de economía más allá de cómo les va la suya. Y resulta que estos analfabetos económicos opinan lo mismo que el economista de moda, el francés Thomas Piketty, que se ha dado un paseo por Madrid para decirnos que «es un error afirmar que lo más duro de la crisis ha pasado ya» y que «lo importante a corto plazo es salir de la austeridad». Lo contrario de lo que hacemos.

Así que alguien debe de estar equivocado. Y un servidor, entre lo que dice Rajoy, lo que vaticina Piketty y cómo les van las vidas a la señora María y a Paquiño, me creo que las cosas están como piensan la mayoría aplastante de los españoles. Esa mayoría aplastante y silenciosa a la que tanto apela nuestro presidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos

La cruda realidad