Bysidecar, un buzo de élite en el vasto océano de los datos

La consultora digital gallega acaba de ser incluida en el puesto 47 dentro del ránking de las 800 empresas jóvenes españolas que más crecen


Redacción / La Voz

Los datos son el petróleo de esta era. Una materia prima un tanto caótica y desordenada que, como el crudo, necesita un proceso de refinado. Pasado por ese tamiz, empero, puede convertirse en un combustible de incalculable valor para generar crecimiento en las empresas. Y es a eso, a extraer, depurar y aprovechar los datos de sus clientes, a lo que se dedica desde su nacimiento en el 2015 la consultora digital coruñesa Bysidecar.

«Si vienes aquí -sostiene Javier Sande, CEO de la compañía- lo que tienes que asumir es que te vamos a ayudar a vender, eso es en lo que somos expertos». Bysidecar trabaja hoy con grandes clientes de sectores como el financiero o el de las telecomunicaciones gracias a una apuesta decidida por la innovación y el talento. Y por el riesgo.

La empresa solo le cobra a sus clientes si las ventas se sustancian, una señal inequívoca de la confianza que tienen en las tecnologías y el trabajo que han desarrollado en estos años. «Hemos crecido en modelos variables, cobramos por lo que vendemos. Hemos llegado a acuerdos en estos cuatro años cerrando contratos en los que el cliente solo nos pagaba si vendía. Y eso es porque creemos en lo que hacemos», detalla Sande.

Las cifras avalan la apuesta. Hasta el 70 % de la facturación de la compañía, que el 2019 se situó en los cuatro millones de euros, se sustenta en estos modelos variables en el que solo se obtiene un ingreso si se cierra la operación.

Bysidecar ha experimentado un crecimiento sostenido desde que desembarcó en el mercado, al punto de que hace solo unos días recibía un reconocimiento inesperado. Iberinform, del grupo Crédito y Caución, incluía a la consultora coruñesa en el puesto 47 dentro del ránking de las 800 empresas jóvenes que más crecen en España, un estudio que selecciona a pymes que en los últimos tres años han registrado crecimientos superiores al 20 % acumulando al menos medio millón de euros en ventas y una plantilla de más de 10 trabajadores.

Lo llamativo de esta mención no radica solo en que haya sido incluida, sino en que la firma gallega es la única de un sector no tradicional que aparece entre las 100 primeras. De hecho, el ránking está dominado por empresas de áreas como la construcción residencial o el transporte por carretera.

La consultora digital acaba de estrenar unas coquetas instalaciones en el centro de A Coruña preparadas para seguir creciendo. Solo en enero, sin ir más lejos, la compañía ha fichado a nueve personas, con lo que la plantilla está ya por encima de los 80 trabajadores. Es este proceso, el de seleccionar profesionales preparados para afrontar los desafíos de esta era, uno de los que más inquietan a la dirección de Bysidecar, un reto, el de captar talento, que representa una de las grandes preocupaciones del tejido tecnológico gallego y nacional. «Tenemos que atraer talento con creatividad, con futuro y proyectos ilusionantes, estas instalaciones buscan también crear ese entorno atractivo para trabajar», precisa.

El otro gran pilar de la compañía, además de las personas, seguirá siendo la apuesta por el desarrollo tecnológico, por innovaciones que, puestas al servicio de los clientes, marcan la diferencia en un entorno extremadamente competitivo. «Si hoy quieres trabajar en Galicia con un DMP (data management platform, una plataforma de gestión integral de datos) tienes que hacerlo con Bysidecar. No hay ninguna agencia en la comunidad que trabaje con esta herramienta e incluso en Madrid hay muy pocas», argumenta el CEO.

 Es esta inversión en tecnología la que permite a la consultora gallega profundizar en las necesidades de sus clientes. El proceso es simple en apariencia. No tanto en la ejecución, pues son muchas las empresas que aún no han optimizado sus organizaciones para rastrear esos datos, ordenarlos y ponerlos en valor. Bysidecar opera en este sentido como un buzo de élite en ese vasto océano de información que poseen aquellas compañías con las que trabajan.

Su misión: pescar, procesar y gestionar esos datos para impulsar las ventas. Y no solo en el territorio digital, en ocasiones también en el físico. «Con nuestro modelo -subraya- optimizamos los procesos, dibujamos cómo son los clientes de nuestros clientes, trazamos el recorrido que queremos que hagan y analizamos cómo los podemos impactar. No solo en soportes online, sino que a lo mejor tengo que usar un soporte físico, un mupi, una valla...». Bysidecar se convierte así en un aliado de las empresas para trazar una estrategia de negocio en una etapa de profundos cambios.

 Sobre el futuro a corto plazo, Javier Sande tiene claro cuál es el objetivo a perseguir: consolidar los beneficios. «Ya estamos generando rentabilidad y esa es la senda en la que queremos avanzar. Ganar dinero porque no es fácil en este terreno conseguirlo en solo cuatro años».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Bysidecar, un buzo de élite en el vasto océano de los datos