Sergio Prieto: «No nos podemos permitir el lujo de perder al Reino Unido como cliente»

M. Blanco REDACCIÓN / LA VOZ

MERCADOS

M.MORALEJO

El director del ICEX en Galicia alerta de las consecuencias negativas para la comunidad de un eventual «brexit» sin acuerdo

15 sep 2019 . Actualizado a las 05:17 h.

Sergio Prieto (Madrid, 1974) no tiene pelos en la lengua. Habla claro sobre la falta de sensibilidad de las empresas gallegas a la hora de prepararse ante un eventual brexit duro. Sostiene, sin dudarlo, que la economía galaica tiene demasiado que perder en caso de una salida del Reino Unido sin acuerdo.

 -Hace un año usted ya pedía a las empresas gallegas que elaborasen planes de contingencia para el supuesto de un «brexit» duro. ¿Le han hecho caso?

-No. Lo digo así de claro. En octubre del 2018, desde el Ministerio de Economía hicimos un análisis de cómo estaban las empresas españolas en relación con el Reino Unido y con el brexit. Lo que concluimos fue que más del 70 % de las empresas no estaban teniendo en cuenta ni el impacto de la posible salida ni habían hecho planes de contingencia. Aquella cifra nos alarmó muchísimo porque además, el 30 % de las compañías que sí habían hecho algo eran multinacionales. A partir de noviembre, desde la Secretaría de Estado de Comercio lanzamos una campaña informativa por toda España, más de 60 jornadas, cuatro de ellas en Galicia, instando al tejido empresarial a prepararse porque en marzo se suponía que el brexit se consumaba y la verdad es que el resultado me sorprendió negativamente. No tuvimos demasiada afluencia de empresas.

 -Faltaba sensibilidad...

-Sí, las empresas nos decían ‘al final se arreglará, no pasará nada’. Y de lo que no se dan cuenta es de que el brexit está ahí y que el Reino Unido votó hace tres años que quería irse y de una manera o de otra se va a ir. Pasado el mes de marzo, y una vez que se cerró la prórroga hasta octubre, las empresas volvieron a tranquilizarse y a repetir lo mismo. Por eso en el mes de julio decidimos crear el grupo de seguimiento del brexit en Galicia con todos los sectores, porque estoy muy preocupado. No noto que el empresario sea sensible.

 -Los datos del arranque del año le dan la razón.

-Así es. En el 2018 las exportaciones al Reino Unido crecieron casi un 13 %, lo cual es una muestra de que las empresas no estaban preocupadas, pero es que en el primer semestre de este año han caído un 13 % porque el cliente británico está buscando otras salidas. En estos tres años que llevamos negociando el brexit, las empresas británicas no se han quedado paradas y están buscando otros proveedores. Hay que tener en cuenta que el Reino Unido ha firmado 11 preacuerdos comerciales con otras zonas del mundo que se van a hacer efectivos en el momento en el que se materialice el brexit. Es decir, están buscando otros sitios para comprar y vender porque saben que el mercado europeo se le puede caer o deteriorar de forma notable.

-Las cifras dicen también que Galicia tiene mucho más que perder que otras comunidades.

-Efectivamente, es que estamos hablando de nuestro cuarto cliente, representa el 7 % de nuestras exportaciones, el año pasado fueron más 1.600 millones de euros. Hay más de 500 empresas gallegas que tienen relaciones con el Reino Unido. No nos podemos permitir el lujo de perder este cliente porque tenemos mucho que perder. Si hablamos de exportaciones, hay dos sectores que pueden resultar muy afectados a nivel de valor que son el textil y la automoción, también otros sectores como el de los bienes de equipo y las manufacturas. Pero si hablamos a nivel de empresas, hay tres sectores, que son semimanufacturas, alimentación y bienes de equipo, que concentran el 85 % de las empresas que venden al Reino Unido.

-Estamos hablando de sectores estratégicos para Galicia.

-Claro, y es que además el grueso de esas empresas son pymes, si pierden un mercado como el británico...

-Perderían además un mercado natural por su proximidad geográfica. Es más fácil exportar a la isla que a EE. UU. o México.

-Es que ahora mismo hay una línea regular desde Ferrol con el Reino Unido, hablamos de día y medio de travesía. Y por carretera en día y medio estás en el Eurotúnel, con lo cual lo tienes muy a mano. No es lo mismo que efectivamente ir a otras partes del mundo a vender.

-La adaptación no será solo arancelaria si se produce, las empresas también deberán tener en cuenta un sinfín de nuevos reglamentos. ¿Otro quebradero de cabeza más?

-Claro, cuando alguna empresa me pregunta cómo puede hacer un plan de contingencia les digo que tienen que hacerlo en dos fases. Una primera a muy corto plazo centrada en los aranceles, inspecciones, control transitario, logística... Y otro a medio plazo para atacar los cambios de normativa, homologaciones... Porque en el arranque del brexit el Reino Unido no va a cambiar la regulación porque no le va a dar tiempo, pero al cabo de un año seguro que se producen cambios sustanciales.