«Proyectos que eran solo humo frenaron la fiebre»


Redacción / La Voz

Daniel Fernández es desarollador de software en la empresa holandesa Keezel y antes trabajó diseñando soluciones de firma de documentos electrónica en blockchain. Desde Vigo sigue de cerca la evolución del bitcoin y su desplome. «Entre otros factores, influyó que a una subida inicial orgánica producida por el aumento del uso, de repente se sumó mucha gente que empezó a utilizar bitcoin como medio de inversión, lo cual provocó una subida exponencial que generó una burbuja con el consecuente pinchazo». A pesar de la fuerte corrección y todas las noticias negativas que hay hoy en día, Fernández considera que «el bitcoin está lejos de ser un fracaso. Por poner un ejemplo, el precio actual es más del triple del que había el 1 de enero del 2017, que era de 959 dólares». En su opinión, otra causa que aceleró el pinchazo fue el fin de las ICOs debido al aumento en las regulaciones. «Las ICOs (initial currency offer) fueron un sistema por el cual se financiaban proyectos al margen de las regulaciones y controles de calidad que hay en una salida a bolsa en un mercado tradicional. Esto provocó grandes estafas y proyectos que eran solo humo. La comisión de mercados de Estados Unidos, la SEC, tomó medidas obligando en algunos casos a devolver el dinero invertido, lo que frenó la fiebre de inversión desencadenada», argumenta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Proyectos que eran solo humo frenaron la fiebre»