«Tengo asumidísimo que no voy a cobrar una pensión»

Esta arquitecta considera que lo que paga al mes por su cuota de autónomos es «una barbaridad» y se plantea un plan de pensiones para garantizar su futuro


Redacción / La Voz

Su currículo es impecable. Solo tiene 33 años, pero Nuria Prieto se ha formado al máximo nivel. Trabajó mientras hacía la carrera, fue una de las arquitectas más jóvenes de España en doctorarse y tiene un máster en rehabilitación. Esta mitad gallega, mitad berciana, es una de los más de 3 millones de autónomos que hay en nuestro país. «Trabajé para una empresa mientras pude ser becaria, después me di cuenta que ser autónoma era la forma de poder compaginar varios proyectos». La fórmula se adaptaba, por familia sabía lo que era eso del IVA, pero no lo que era ser «autónoma pura». «Es un trabajo de fondo de buscar clientes. No hay seguridad ni sabes lo que vas a cobrar. Aún así, me lo planteo de por vida. Lo ideal sería poder tener un ingreso fijo, aunque sea bajo. Algo con lo que puedas comer». Ese fijo le gustaría que fuese en la universidad.

«De mi edad, la mayoría de los arquitectos están fuera. Aquí nos hemos quedado unos pocos que nos lo hemos montado por nuestra cuenta. Si trabajas para la administración está, con excepciones, bien pagado. Si colaboras con compañeros, también. Los clientes son los que intentan rebajarte al máximo el precio». Una constante negociación en la que siempre tiene presente los 300 euros que paga al mes de autónomos. Una cantidad muy alta para uno de los grupos con las pensiones más precarias del país. «Es necesario aportar, pero esto es una barbaridad. Pago lo mismo que una persona que factura diez veces más. Hasta los 30 pagaba 50 euros de cuota. Era otra cosa». Con esta perspectiva, Nuria no siente vértigo al decirlo. «Tengo asumidísimo que no voy a cobrar una pensión. Y que, si lo hago, va a ser ridícula. Me tengo que montar un plan B. Por ejemplo, ahorrar. Pienso ideas de cara al futuro». Ya le han recomendado un plan de pensiones y no lo descarta. «Para jubilarme tendría que cambiar la estructura de autónomos. Eso, o que tengamos más trabajo, para aumentar mi cuota de cotización», explica.

El sistema de pensiones pide ayuda a gritos

Gladys Vázquez

A pesar de la mejoría del mercado laboral, en Galicia hay 1,3 cotizantes por pensionista. La demografía no ayuda y la factura de las pensiones supera por primera vez los 9.300 millones

Cada vez hay menos trabajadores y sus empleos son cada vez más precarios. Es el escenario que marca el futuro de las pensiones. La Seguridad Social no deja de perder ingresos y el último mazazo demográfico confirma que la tendencia no mejora. Galicia tiene ya menos de 2.700.000 habitantes. Es decir, el censo de 1972. Desde hace 30 años mueren más de los que nacen.

En Galicia se pagan en total 760.000 pensiones. Es decir, hay 1,3 cotizantes por jubilado. La media española son 2,2 por pensionista.

El 2018 se cerró en España con un gasto en pensiones mensual de 9.300 millones de euros, 6.600 en jubilaciones. Un 4,92 % más que en diciembre del 2017. La diferencia entre ingresos y gastos es de más de 4.500 millones. «La demografía influye, pero el problema es económico. Nuestro mercado laboral es incapaz de generar rentas que autofinancien el actual sistema de pensiones contributivas», explica Alberto Vaquero, profesor de Economía Aplicada de la Universidade de Vigo. «Hacen falta empleos de calidad, que posibiliten remuneraciones y cotizaciones más elevadas. El problema de las pensiones será mayor cuando se jubile la generación del baby boom: han tenido cotizaciones elevadas y durante muchos años. Hay que pagarles una pensión mayor». Y es que son muchos los que se cuestionan si, en el actual escenario, los hoy en día cotizantes tendrían que aportar más. «Urxe derrogar a reforma laboral e recuperar a causalidade na contratación. Non se trata de que todo o mundo achegue máis, senón de que sexa proporcional aos ingresos de cada persoa. Ademais, habería que penalizar a contratación temporal inxustificada», argumenta Maica Bouza, secretaria de Emprego e Previsión Social de CC. OO. de Galicia. «O principal problema da mocidade é a falta de emprego. Sen el, non hai proxecto de vida no presente, nin prestacións futuras», añade Bouza. Y es que más o menos afectados por la crisis, España sigue en el segundo puesto del ránking en desempleo juvenil de la UE, solo por detrás de Grecia. «El problema demográfico se veía venir y, con la crisis, ha ido a más. Las pensiones necesitan un auténtico pacto de Estado y en él habría que determinar si vamos hacia un modelo público de pensiones, mixto o privado. Aun así, hay que recordar que las pensiones están garantizadas por la Constitución», dice Carmen Judel, economista y socia del despacho Caruncho, Tomé y Judel.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Tags
Comentarios

«Tengo asumidísimo que no voy a cobrar una pensión»