Un referente en la recogida de leche al servicio de los ganaderos

Celega, una de las principales industrias lácteas de Galicia, está dirigida por desde principios de este año

.

Monforte / La Voz

Los síntomas de malestar en el mercado de la leche van camino de convertirse en algo crónico, así que a los productores no les queda más remedio que innovar para mantenerse a flote. Hay pasos adelante estrictamente individuales, como los que dan los ganaderos que crean sus propias marcas para transformar la leche en productos con valor añadido; pero también quien pone en marcha iniciativas colectivas. Como han hecho las cooperativas lácteas Lemos y Coreber, que hace unos meses se atrevieron a comprar Celega, una empresa con instalaciones en la comarca de Monforte que es la tercera recogedora de capital íntegramente gallego, solo por detrás de Río y Cooperativas Lácteas Unidas (Clun).

El objetivo de la operación es sencillo. En un mercado volátil y con los precios por los suelos, nada mejor que convertirse en comprador. Lemos y Coreber ya no tienen que preocuparse de negociar con la industria transformadora en nombre de los más de mil ganaderos que suman entre las dos. Toda su producción la absorbe ahora Celega y sus suministradores tienen garantizado un suelo por debajo del cual el precio de la leche que producen no va a bajar. Todo un alivio después de unos años muy duros. En las dos cooperativas insisten en la necesidad de hacer que sus socios recuperen la ilusión. «Habíalles que dar un proxecto prometedor -explicó en su momento el gerente de la cooperativa Lemos, José Manuel Rodríguez-, que collesen outra vez ilusión».

La operación de compra de Celega llevaba meses en negociación y finalmente cuajó a principios de este año. A mediados de enero, los socios de las dos cooperativas ratificaron la operación en asambleas celebradas de forma simultánea en Monforte y A Laracha, los municipios en los que Lemos y Coreber tienen sus respectivas sedes. No hubo ni un solo voto en contra.

Este cambio de titularidad no ha modificado en lo fundamental el funcionamiento de Celega. Esta empresa, fundada en 1989, se dedicaba en sus primeros años a la elaboración y venta de quesos, pero posteriormente pasó a operar básicamente como primera compradora. En el momento en que se cerró la compra, esta empresa adquiría algo más de 300.000 litros de leche al mes (alrededor de 120.000 toneladas al año).

Además de encargarse del proceso de recogida a todos los ganaderos con los que tenía contrato, en las instalaciones de las que dispone en el municipio de O Saviñao, su personal transforma una parte de esa leche en productos como desnatado o concentración, para su posterior venta a la industria láctea. Al frente de la fábrica de Celega sigue como gerente José Antonio Guerrero y se mantiene la plantilla de trabajadores, formada por aproximadamente una veintena de personas.

La mayor parte de la leche que recoge Celega se la vende a la empresa estadounidense Schreider Foods, la antigua Senoble, que a su vez provee de postres lácteos a Mercadona. Pero ese no es su único cliente. El buen posicionamiento de la empresa de O Saviñao en el mercado de transformación de la leche tuvo un peso fundamental en esta operación de compra.

Votación
1 votos
Comentarios

Un referente en la recogida de leche al servicio de los ganaderos