«Llamó el presidente de Relais&Châteaux y creí que era broma»

En poco más de un año dejó un trabajo que no la realizaba, se casó, tuvo a su primer hijo, abrió un hotel y recibió la llamada del presidente de la prestigiosa cadena de establecimientos de lujo Relais&Châteaux para ofrecerle la entrada. Sigue siendo el único de Galicia que forma parte de ella y, por cierto, lo restauró su madre y lo promovieron sus padres


Pontevedra / La Voz

Luisa Lorenzo (Madrid, 1974) dice que lo que más le gusta de su vocación es tener la capacidad de hacer feliz a la gente. Sonríe mientras lo dice, y sonríe mientras recuerda los inicios, y sonríe cuando habla de los momentos duros. Y del presente.

-¿Es capaz de explicar con palabras qué es para su familia A Quinta da Auga?

-A veces creo que A Quinta da Auga significa un miembro más en la familia. De hecho, a mí me ocurre. El hotel lo abrimos la semana que di a luz a mi primer hijo, y fue muy duro. Fue como tener un hijo más, y dos hijos que te requieren dos cosas totalmente opuestas, además.

-Uno quitaba tiempo al otro...

-Sí, y en este caso en ese momento durante unos tres años tuvo más tiempo este miembro que es A Quinta da Auga.

-¿Se lo llegó a echar en cara?

-Mi hijo no porque era pequeño, pero yo a mí misma sí. Dejas a tu hijo y marido (estábamos recién casados) prácticamente al margen. Tenía experiencia en gestión de empresas, pero no en una de hoteles ni restaurantes. Y gestionar un equipo tan grande por primera vez y en plena crisis era una responsabilidad muy grande, porque al final todas las ilusiones y el patrimonio de la familia estaban ahí puestos.

-Cuando sus padres le anunciaron que se lanzaban a por todas a este proyecto, ¿cuántas veces se le pasó por la cabeza la palabra «locura»?

-Ninguna. De verdad. Yo también soy muy lanzada, era un proyecto que me parecía precioso y compartía muchas ilusiones con ellos, en el sentido de que me encanta viajar y este tipo de hoteles. Yo en ese momento estaba haciendo un trabajo que no me satisfacía plenamente, y se me había pasado alguna vez por la cabeza tener un pequeñito hotel. Pequeñito, no esto (ríe). Y es un sector que me atraía y me sigue atrayendo muchísimo. Ver a la gente feliz y hacerla feliz me gusta. Y creo que aquí la gente es muy feliz. En ese momento no lo vi como locura, pero el día que abrimos, cuando me vi con mi marido, que se acababa de venir de Madrid y un recién nacido, y yo trabajando 26 horas al día, con un nivel de estrés tremendo, en plena crisis, ahí sí que no me quitaba la palabra locura de la cabeza.

-¿Cuándo entraron a formar parte de Relais&Châteaux?

-Abrimos en el 2009 y conseguimos entrar en el 2010, que fue algo muy excepcional. Yo iba a ferias y le contaba que nosotros estamos haciendo un hotel como los Relais&Châteaux y me decía: «Cuando usted abra, vuelva», y no me hacían ni caso. No tenía ni fotos ni nada, con lo poco que tenía iba contando el proyecto. Y un año después de abrir se alojó aquí un director de un hotel que pertenecía a Relais&Châteaux y le gustó mucho y le pareció que era establecimiento R&C absoluto, y lo habló con el propietario y este con el presidente de R&C, que entonces era español. Y un buen día recibimos una llamada del presidente de R&C y yo creía que me estaban haciendo una broma. La vida de repente te pone ahí delante lo que tanto has pedido.

-¿Qué cree que le conquistó?

-Primero por el sitio, es un edificio impresionante del siglo XVIII, con un entorno espectacular para estar tan cerca de la ciudad. Y los detalles. Por dentro y por fuera. Más que un hotel parece nuestra residencia, y esto genera un clima de calidez. Pero lo más bonito está en las personas. Tenemos la posibilidad de cambiar el estado de las personas, siempre para bien.

«Es clave tener una estrategia a largo plazo para atraer turismo de calidad»

Luisa Lorenzo tiene tanta experiencia como facilidad natural para atraer turismo de calidad.

-¿Se alojan peregrinos en su hotel? ¿Fue siempre así?

-Sí, muchos, de siempre, aunque puede que ahora haya más. El Camino ahora se hace de muchas formas diferentes, hay tantos caminos como personas: que se alojan en un tramo en hoteles, o todo el camino, o al final se dan el lujo de ir a un buen hotel.

-¿Qué le falta a Galicia para convertirse en ese destino para turista de alto poder adquisitivo que persigue?

-Es fundamental una estrategia a largo plazo sobre la que ir realizando acciones correctivas. Tienes que saber qué quieres, y dónde y cómo comercializarlo. La demanda de turista ruso y el americano, por ejemplo, no es la misma, porque no están en la misma etapa de madurez turística. Es muy importante cómo lo promociones y la imagen que quieras vender. A un americano, que tiene mucha naturaleza, no le puedes vender naturaleza, sino historia; y a un italiano no le puedes vender historia. Debemos definir bien qué es turismo de calidad. Lo genuino y auténtico también es calidad.

Lo que más me gusta es viajar. También me gusta mucho la fotografía, la decoración, las series, el cine y la gestión empresarial»

«me gusta el jazz, el rock, el pop, brasileña... la música»

Tiene debilidad por Asia, de la que se ha recorrido gran parte, -Tailandia, China, Japón, Laos, Camboya, Vietnam, entre otros países-, aunque casi cualquier viaje entra entre sus planes preferidos para desconectar -le tiene muchas ganas a Birmania a y la India-. «Desde pequeña he viajado y con 18 años recién cumplidos ya me fui a estudiar y vivir a Holanda», recuerda. «También la música. El jazz, el rock, algo de electrónica y el pop. «Vamos, la música, en general», admite, divertida. «Me gusta mucho la fotografía, la decoración, las series y el cine y la gestión empresarial, comercial y estratégica, teniendo muy presente el desarrollo de las personas», enumera. A Luisa Lorenzo también le gusta disfrutar de la familia, aunque a la mayor parte de ella, la tiene en el trabajo. Reconoce que el carácter empresarial se transmite de algún modo, pero cree que es más una cuestión de vivirlo desde pequeña que de genes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Llamó el presidente de Relais&Châteaux y creí que era broma»