«Necesito una persoa e non podo»

Mercedes Cachaza, profesora jubilada, cobra entre 1.800 y 1.900 euros


redacción / la voz

Mercedes Cachaza se jubiló tras ejercer durante cuarenta años como profesora en nada menos que diez colegios. El último, el Virxe da Cela de Monfero, cercano a su Paderne natal, en la comarca coruñesa de Betanzos. Sin marido, hijos o nietos que atender, a sus 69 primaveras apenas tiene tiempo para aburrirse. Se dedica casi en cuerpo y alma a mantener vivo el Consello de Maiores de Paderne y a gestionar un aula de la UNED Sénior, que celebran sus actividades en su hogar. «Estou centrada na xente maior, si, adícolle tempo, coñecemento, se non fora polo Consello seguirían toda a vida co sacho na man...». Mercedes es alta, fuerte, pelo corto y gris... Luce casi perfecta, aunque la espalda ya no le permite hacer grandes alardes físicos, «xa non podo coller pesos», reconoce. Cobra una pensión que sitúa entre los 1.800 y los 1.900 euros, que califica de «aceptable», pero «insuficiente». Sobre todo cuando piensa en que quizá pronto precise ayuda. «Necesitaría ter unha persoa comigo, pero non a podo ter», resume. De momento se va defendiendo. Cuando no sea así... «Deus poñerá no meu camiño a alguén. Son moi créente, axudei e axudo a moita xente e confío en non ter problemas no futuro».

Su pensión es buena. De momento, y mientras pueda, se permite el lujo de pasar dos meses de vacaciones en verano en Gerona, donde trabajó hace muchos años como profesora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Necesito una persoa e non podo»