La Agencia de Pesca refuerza con drones su control de la flota

Emplea aeronaves pilotadas a distancia para vigilar antes, durante y después del embarque de la pesca en la embarcación


redacción / la voz

La semana pasada, la Agencia Europea de Control de la Pesca (EFCA), con sede en Vigo, se manifestó abiertamente a favor de la instalación a bordo de las polémicas cámaras de circuito cerrado de televisión para facilitar la observación continua de los artes de pesca y el tratamiento de las capturas a bordo. Eso facilitaría en gran medida su labor, otorgando mayor eficiencia al control y vigilancia de la flota que los métodos tradicionales a la hora de velar por el cumplimiento de la obligación de desembarque. Y es que, según apuntó en un comunicado que levantó ampollas entre los profesionales, una evaluación realizada por los funcionarios de la EFCA y expertos en materia de control de los Estados miembros, entre el 2015 y el 2017 el incumplimiento de la obligación de retener a bordo aquellas especies sujetas a cuotas fue generalizada.

Pero si, por ahora, el empleo de cámaras a bordo para el control de la flota se adscribe a la pesca del bacalao en el mar del Norte, la agencia de control no renuncia al empleo de otros medios de sistemas de vigilancia electrónica remota que faciliten su labor. Así, gracias a la cooperación de la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA, por sus siglas en inglés) ha podido reforzar su lucha contra las infracciones pesqueras a través del uso de drones, aeronaves pilotadas a distancias.

La institución con sede en Lisboa ha puesto a disposición de la agencia viguesa un cuadricóptero para vuelos que despegan del buque patrullero de la EFCA, el Lundy Sentinel, y que operan sobre las áreas de interés en el Mediterráneo, las aguas occidentales del Atlántico Nororiental, el mar del Norte y el mar Báltico.

Nuevas soluciones

Como explica la Agencia de Pesca en un comunicado, está explorando soluciones nuevas e innovadoras para mejorar el control de la pesca. El uso de drones en sus tareas permite a los agentes realizar evaluaciones previas al embarque, así como la vigilancia durante el embarque y el análisis posterior a distancia, «lo que redunda en beneficio de las inspecciones y el control de las actividades pesqueras. Este concepto puede aplicarse también a otras funciones de guardacostas.

Al volar en las inmediaciones de un buque, los drones pueden recoger datos relativos a la actividad que se desarrolla, información que puede transmitirse en tiempo real al funcionario de enlace de la agencia desplegado a bordo del buque Lundy Sentinel, así como al centro de coordinación de la institución en Vigo y a la sede de EMSA en Lisboa a través de enlaces seguros por satélite.

Estos sistemas de aeronaves pilotadas a distancia tienen lugar en el contexto de la cooperación europea en materia de funciones de guardacostas, en el que EFCA, EMSA y Frontex prestan apoyo a las autoridades nacionales competentes de los Estados miembros, garantizando una acción coordinada y eficaz en los costes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Agencia de Pesca refuerza con drones su control de la flota