Un barco de 9 metros, a pique en Vigo tras chocar con un buque escuela de 80

El Intermares, operado por la Armada, alertó del siniestro, que se saldó sin víctimas


redacción / la voz

Cuenta Javier Costas, el patrón mayor de Cangas, puerto en el que tiene su base el pesquero Romo Dos, que cuando alguien ha tenido la suerte de librarse de un infortunio se dice que ha tenido una suerte «que xa pode comer un carneiro». Y ese tendrá que ser el menú de los dos tripulantes de aquel barco de bajura, que salieron con vida después de que la embarcación, de apenas 9 metros de eslora, se fuese a pique ayer por la mañana tras chocar con el Intermares, un buque de formación pesquera propiedad del Ministerio de Agricultura y Pesca y de la Armada, con base en Ferrol, y que es nueve veces más grande que el Romo Dos: casi 80 metros. Eran las 8.25 horas cuando el buque de la Secretaría General de Pesca lanzaba una alerta por el canal 16 de VHF, de emergencias en el mar, e informaba de que había en el agua dos marineros. Tenían puestos aros salvavidas. También comunicó que iba a tratar de rescatar a los náufragos por sus propios medios, utilizando una lancha neumática de la embarcación, pero resultó que la Salvamar Mirach, con base en Cangas, estaba movilizada y se dirigió al punto del siniestro. Fue esta embarcación, según Salvamento Marítimo, la que recogió a los dos tripulantes, el patrón y armador, un profesional muy experimentado, y un marinero, y los trasladó hasta el puerto de Vigo, donde fueron atendidos por el 061. Ambos presentaban síntomas de hipotermia, pero no se temía por su vida. El barco acabó hundido a 30 metros de profundidad.

Al señalar las causas de siniestro hay contradicciones. Unas fuentes apuntan a que el buque escuela navegaba por fuera del canal que le correspondía en el dispositivo de separación del tráfico (DST). Pero esa versión, sobre la que ni Salvamento Marítimo ni la Capitanía de Vigo se quisieron pronunciar, contrasta con la que ofrece el Ministerio de Defensa, que en un comunicado precisó que el Romo Dos chocó con el Intermares cuando este se dirigía al punto de recogida del práctico, navegando dentro del dispositivo con buenas condiciones meteorológicas y de visibilidad. Y es cierto que los prácticos de Vigo salieron al encuentro del buque escuela, pero supieron «por la prensa» que había sufrido un percance antes de llegar.

Según la explicación de Defensa, al ser avistada la embarcación Romo Dos, «que navegaba a alta velocidad y en rumbo de colisión, el Intermares emitió señales fónicas de manera insistente, efectuó maniobra de cambio de rumbo y dio marcha atrás en emergencia para evitar la colisión de la embarcación medidas que no resultaron suficientes».

Y frente a lo que apuntan desde Salvamento, de que fue la Mirach la que recogió a los marineros, Defensa relata que fue una de las embarcaciones del buque escuela la que los sacó del agua y que, posteriormente, fueron trasladados a la embarcación de Salvamento Marítimo.

Investigación

Versiones contradictorias sobre las que, apuntan desde Fomento, arrojará luz la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim), un órgano independiente que analizará las circunstancias en que se produjo el accidente entre el barco que iba a pescar centollas a la ría de Vigo y el Intermares que se dirigía a puerto.

También el Ministerio de Pesca, que lamentó el incidente sufrido, seguirá de cerca «los informes que se están elaborando sobre lo ocurrido». Al tiempo, deseó la pronta recuperación de los náufragos. El suceso trajo a la memoria colectiva la trágica colisión entre el pesquero Mar de Marín y el Mercante Baltic Breeze, ocurrida en el 2014 y que entonces se cobró la vida de 5 de las 10 personas que iban a bordo del arrastrero marinense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un barco de 9 metros, a pique en Vigo tras chocar con un buque escuela de 80