La UE amplía dos años más la operación Atalanta para combatir la piratería en el Índico hasta el 2018

También acordaron para ello destinar 11 millones de euros más como presupuesto adicional para costes comunes de la misión internacional


Los Veintiocho aprobaron ayer ampliar dos años más el mandato de la operación Atalanta para luchar contra la piratería en el golfo de Adén, frente a las costas de Somalia, y el océano Índico, hasta el 31 de diciembre del 2018. Además, acordaron para ello destinar 11 millones de euros más como presupuesto adicional para costes comunes de la misión internacional.

La operación, cuyo mandato vencía a finales de este año, fue lanzada en diciembre del 2008 para contribuir a disuadir, prevenir y reprimir los actos de la piratería frente a las costas somalíes y contribuir a proteger a los buques del programa mundial de alimentos (PMA), así como otros buques pesqueros vulnerables.

Atalanta, a la que España aporta actualmente el buque de acción marítima Relámpago y un avión de patrulla marítima P-3 Orión, ha contribuido de forma «significativa» a reducir la piratería, según la operación.

Así, frente a los 174 buques mercantes que fueron atacados en el 2011 con un balance de 736 rehenes y 32 embarcaciones capturados por piratas, ninguno de los ataques piratas a siete barcos registrados en el 2013 tuvo éxito, y ni en el 2015 ni en el 2016 se han producido ataques. Aún quedan 26 rehenes en manos piratas desde enero del 2015, según los datos de Atalanta.

Además, un total de 119 piratas han sido condenados desde el 2009 de los 155 transferidos por la operación para su posible procesamiento, según datos de enero de la misión.

La misión también supervisa actividades de pesca «no necesariamente ilegales» frente a las costas de Somalia, una tarea que fue incorporada al mandato de la operación en el 2009, aunque se limita a remitir la información recabada a Bruselas.

Entre los secuestros más sonados perpetrados por los piratas somalíes de pesqueros españoles se encuentra el del atunero congelador vasco Alakrana, en el 2009. A bordo iban 36 tripulantes, entre ellos, ocho gallegos, que permanecieron retenidos durante 47 días. Un año antes fue secuestrado durante una semana el pesquero vasco Playa de Bakio, con 26 personas a bordo, ocho de ellas gallegas.

El Ministerio de Defensa colaboró en la vigilancia de la zona enviando desde el comienzo de la operación 32 buques españoles que operan en una agrupación naval cuyo mando es rotado cada cuatro meses entre las naciones que aportan fuerzas. España mandó la agrupación en cinco ocasiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La UE amplía dos años más la operación Atalanta para combatir la piratería en el Índico hasta el 2018