Caponcito, de Vilalba, un referente en la cría de pollos ecológicos

Saca al mercado 700.000 aves al año, que se reparten en los principales súper de España y Portugal


lugo / la voz

La empresa Caponcito, que nació en 1994 en Vilalba y que se dedica a la cría de carne ecológica de ave, ha multiplicado su producción en los últimos años. De los 12.000 pollos que sacaba anualmente al mercado y que alternaba con la producción convencional con la que empezó su andadura en esta faceta, ha llegado a 700.000 al año, todos ellos bajo el control de Craega. Su facturación ahora sobrepasa los tres millones de euros.

En parte, el crecimiento se lo debe a la fórmula por la que optó para la comercialización: un acuerdo con el grupo Coren, que le suministra las aves recién salidas del cascarón en las incubadoras, y que las distribuye después de criarlas nueve meses en granjas de Lugo, A Coruña y Ourense, por los principales supermercados españoles y portugueses. La trayectoria de esta compañía vilalbesa la explicó Pedro Vidal, en la jornada técnica de comercialización de productos ecológicos que organizó la Oficina Agraria Comarcal.

Caponcito firmó el acuerdo con Coren en el año 2000. Entre el grupo ourensano y la compañía vilalbesa se reparten todo el proceso productivo. Este compromiso le ha permitido a la firma vilalbesa llegar al volumen de producción que maneja en estos momentos y a los mercados en los que se distribuye las aves. Según Vidal, si no hubiera sido por este contrato hubieran tenido que buscar otros canales de mucho más cercanos y el volumen de producción sería inferior al actual.

Experiencia compartida

Vidal compartió su experiencia junto a José Luis Vaz, de Biocop Cooperativa, una entidad de Verín, en Ourense, que comercializa carne; con David Corral, de Mieles Anta S.L., y con Guillermo Martínez Ruiz, de Casa Grande de Xanceda, un referente en los derivados lácteos ecológicos. Entre los asistentes a las jornadas se encontraban 50 productores, alumnos de la Politécnica y titulares de tiendas de venta de productos de este tipo.

La comercialización es uno de los grandes retos de la producción ecológica, que el pasado año facturó 15,1 millones de euros en la provincia de Lugo, cerca de cuatro millones más que en el ejercicio económico anterior. En Galicia fueron 42 millones de euros. El mayor volumen, en concreto el 83,18%, corresponde a las producciones de leche, carne y miel.

Primera granja de carne

Caponcito S.R.L., según reconoció Pedro Vidal, fue la granja de Galicia que consiguió el primer certificado de producción de carne. Era el año 1999 y para poder alimentar a los pollos, siguiendo las directrices del Craega, los titulares de la explotación vilalbesa, que nació como un negocio de venta de piensos y cereales, tenían que importar el alimento ecológico para sus aves porque en España las posibilidades eran en aquel momento muy limitadas. El contacto con Francia como proveedor de pienso lo mantuvo hasta cinco años más tarde, en que empezaron a poder comprarlo en España.

La compañía vilalbesa engorda las aves en las 22 explotaciones que tiene repartidas por 22 explotaciones de tres provincias. En Pontevedra están preparándose para iniciar la actividad.

A Biocultura, a Madrid

Los asistentes a las jornadas completarán su formación con un viaje a Biocultura, una feria referente en el ámbito de la producción y comercialización ecológica, que se celebra en Madrid el próximo sábado. Irán y volverán el mismo día.

La compañía chairega expuso su experiencia junto a otras tres iniciativas

Caponcito fabrica los piensos que consumen los animales de sus granjas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Caponcito, de Vilalba, un referente en la cría de pollos ecológicos