Hace 65 años, Guitiriz vivía a lo grande la apertura del balneario de Pardiñas

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS GUITIRIZ / LA VOZ

GUITIRIZ

El balneario de Pardiñas sigue siendo una referencia termal y turística en Guitiriz
El balneario de Pardiñas sigue siendo una referencia termal y turística en Guitiriz Carlos Castro

Las instalaciones todavía siguen abiertas y potenciaron el turismo en el municipio

13 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Hace 65 años, Guitiriz reforzaba su prestigio como villa termal. La apertura de un nuevo balneario, el de Pardiñas, lo colocaba como una referencia del noroeste en cuanto a aguas medicinales. La localidad ya se había ganado, en décadas anteriores, su condición de Karlsbad (nombre en alemán de la ciudad checa de Karlovy Vary, famosa por sus fuentes de agua medicinal) al contar con un balneario que hacía de la villa un lugar de veraneo.

La de Pardiñas fue también, como muchas de Galicia, una historia que empezó en la emigración. El promotor de las instalaciones fue Domingo Cabarcos, un gallego que había emigrado a Cuba y regresado a su tierra de origen. Levantó las instalaciones a pocos kilómetros del centro urbano, en un paraje a cuya fuente ya solía ir la gente a tomar las aguas.

A la inauguración, que tuvo lugar el 7 de octubre de 1955, acudieron numerosas autoridades, entre ellas el cónsul de Cuba en A Coruña. La asistencia de todos ellos fue subrayada por el promotor del balneario en su discurso, en el que agradeció —en su nombre y en el de su esposa, Manuela Vilariño— su compañía. Sus palabras merecieron aplausos de los asistentes, que luego fueron agasajados en un establecimiento de Guitiriz.