Un falso catastrazo en Cospeito

Los atrasos que cientos de vecinos pagaron este año fueron un error, y el dinero que abonaron se les devolverá


VILALBA / LA VOZ

Las actualizaciones y atrasos correspondientes al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica generaron en los últimos años inquietud y preocupación en muchos vecinos. En algunos casos, a esa situación se le sumó el debate político, que acabó llevando a algunos ayuntamientos a establecer bonificaciones -en algunas situaciones, de hasta un 95%- en lo correspondiente a construcciones relacionadas con actividades agrícolas y ganaderas.

En el caso de Cospeito, además, se dio a finales del año pasado y principios de este un nuevo catastrazo. Centenares de vecinos de este municipio chairego recibieron comunicaciones en las que se recogía la existencia de atrasos. Tras semanas de incertidumbre, ahora se ha comprobado que se trataba de un error, y a los vecinos que efectuaron los pagos se les devolverá la cantidad desembolsada.

 EL CONTENIDO

Recibos por construcciones «indispensables» para el trabajo de las explotaciones. Los recibos que llegaron a domicilios del municipio se referían a establos o a construcciones «indispensables» para el desarrollo habitual «das explotacións agrarias». Así lo destacaba la concejala del BNG, Yolanda García, que llegó a presentar, en un pleno de hace meses, preguntas por ese motivo.

 LA SITUACIÓN

Bienes que ya fueron regularizados en el 2015. Los recibos enviados a vecinos de Cospeito se referían a bienes que ya estaban regularizados desde el 2015. La obligatoriedad de pagar cantidad alguna parece totalmente descartada. La concejala del Bloque, citando la actual legislación, asegura que los valores entrarán en vigor el 1 de enero siguiente al de la publicación de la resolución, al margen de la fecha en que hubiesen sido notificados.

EL EFECTO

Golpe al medio rural, recalca el BNG. Yolanda García recalcaba que los vecinos habían pagado una tasa de 60 euros por la regularización de sus construcciones. En las notificaciones recibidas a finales del 2017 y a principios del 2018 se recogían cantidades distintas: por ejemplo, unas llegaban a los 300 euros y otras se quedaban en la mitad. Esos nuevos pagos suponían, afirmó la concejala, un nuevo perjuicio económico para los vecinos.

EL DESENLACE

El Catastro admite un error, afirma el alcalde. En el último pleno ordinario, celebrado anteayer por la tarde, el alcalde, Armando Castosa, desveló que responsables de la gerencia provincial del Catastro le habían reconocido que esos recibos se habían enviado por error. Ese organismo, agregó, empezó a actuar de oficio para corregir la situación. El asunto, dijo el alcalde, pasará luego a la Diputación, entidad que gestiona los cobros, para que se efectúe una devolución de oficio a los afectados.

EL DEBATE

Unanimidad del PP, del PSOE y del BNG. En el pleno de anteayer, el PP y el PSOE respaldaron una moción en la que el BNG solicitaba que se efectuasen gestiones ante el Catastro para resolver la situación y que el Concello colaborase con los vecinos afectados ofreciendo colaboración y asesoramiento.

 EL PRECEDENTE

En Vilalba se dio un caso similar. Hace varios meses, a titulares de construcciones de la zona rural les llegaron comunicaciones en las que se informaba del deber de un nuevo cobro por bienes que habían sido dados de alta. La situación fue divulgada por el Sindicato Labrego Galego, aunque finalmente, en febrero, el alcalde, Agustín Baamonde, manifestó que los recibos habían quedado anulados y que la gerencia del Catastro así lo había notificado a la Diputación.

 Por otro lado, el Concello vilalbés aplicará este año, en las construcciones relacionadas con la actividad agropecuaria, una bonificación del 90%. Más de 200 vecinos realizaron esa petición: 194 solicitudes fueron informadas favorablemente; 44 fueron informadas favorablemente pero de manera parcial -se solicitaba, por ejemplo, la bonificación para una construcción que no reunía todas las condiciones necesarias, y 20 fueron informadas desfavorablemente.

Los que no hayan pedido la inclusión de alguna construcción suya en ese tipo de bonificaciones pueden hacerlo este año, dado que no había un plazo con fechas concretas. Si su petición es informada favorablemente, el efecto se notará el año próximo.

El Concello prepara bonificaciones, pero rechaza una propuesta socialista

El Concello de Cospeito pretende aplicar una bonificación en el Impuesto de Bienes Inmuebles. El porcentaje no está definido completamente, aunque parece que la intención es extenderlo a varios sectores, no solo a las propiedades relacionadas con la actividad agrícola y ganadera. No obstante, el grupo de gobierno (PP) rechazó en el pleno de anteayer una propuesta del PSOE, que proponía una bonificación del 95% para las construcciones agropecuarias y que sí respaldó el BNG.

La situación incluso motivó una intervención del interventor municipal en el pleno. Afirmó que la decisión de establecer bonificaciones era un asunto estrictamente político y que convenía tener presente el impacto económico de la medida al decidir su aplicación. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un falso catastrazo en Cospeito