La bomba fue activada con un reloj de pulsera horas antes de la explosión


La bomba colocada supuestamente por Raúl Agulleiro Cartoy la madrugada del jueves en los bajos del Concello de Baralla fue activada por medio de un reloj de pulsera que sirvió de temporizador y que la hizo estallar alrededor de cuatro horas después de que fuese dejada en el lugar. El artefacto estaba formado por una olla a presión cargada con entre tres y cinco kilos de pólvora prensada. La explosión causó importantes daños. El alcalde de Baralla, el popular Manuel González Capón, explicó ayer que todavía se están haciendo las valoraciones de lo ocurrido y que se estaban realizando las instalaciones de las conexiones en los ordenadores para poder seguir trabajando desde la sede provisional a la que se trasladó el Ayuntamiento, en el centro sociocultural de Baralla, que está a unos metros del propio Concello y donde se instalarán hasta que concluyan las obras de reconstrucción de la casa consistorial.

Los daños ocasionados por la explosión del artefacto explosivo superan los 200.000 euros, según los cálculos aproximados que trasladó ayer el alcalde de Baralla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La bomba fue activada con un reloj de pulsera horas antes de la explosión