Así avanzan las obras del pionero centro integral de salud de Lugo

Lorena García Calvo
Lorena García Calvo LUGO / LA VOZ

LUGO

El complejo sanitario de A Residencia será el primero de Galicia con este concepto y funcionará el próximo año

31 may 2021 . Actualizado a las 18:10 h.

Mediados del 2022. Esa es la fecha que las consellerías de Infraestruturas y Sanidade señalan para la puesta en funcionamiento del que será el primer centro integral de salud de Galicia, que se situará en A Residencia, Lugo. Los conselleiros Ethel Vázquez y Julio García Comesaña visitaron este lunes Lugo para comprobar la evolución de las obras y señalaron que el 30 % de la actuación está ejecutada. A este ritmo, si la llegada de materiales no lo impide, el nuevo complejo sanitario podrá ponerse en marcha en el plazo de un año.

El modelo integral que inaugurará Lugo comprenderá diversos servicios: un centro de salud, un área de salud mental, el PAC y la base del 061 en un único recinto. En la planta menos 1 se ubicará el área de salud mental, que estará formada por 22 consultas y tendrá un acceso independiente. En la planta cero estará la entrada principal, la recepción y pediatría. Además, en ella se situará el PAC, que tendrá un acceso independiente y dará servicio a toda la ciudad.

La planta 1 estará integrada por las consultas de medicina general y ginecología, y la segunda tendrá también algunas salas de medicina general, además de odontología, fisioterapia y rehabilitación y salas de docencia. En total, habrá 46 consultas para médicos y enfermeras entre el centro de salud y el PAC, además de las 22 que se destinarán a salud mental.

El estado de las obras

El 30 % de las obras previstas en la vieja residencia están ejecutadas, según la conselleira Ethel Vázquez. Las demoliciones han finalizado y prácticamente los trabajos de obra de la estructura y de las cubiertas del edificio están concluidos. El cambio en la fisonomía del edificio resulta llamativo en algunas partes. Para reconvertir un hospital lleno de habitaciones en un centro de salud en el que, además de consultas, hay que habilitar salas de espera, los directores del proyecto apostaron por abrir grandes patios interiores a lo largo del edificio para ganar luminosidad.

En las plantas ya puede verse cómo se está colocando la tabiquería de pladur que separará las consultas y salas, y en los próximos días llegarán las ventanas, de un tamaño considerable para favorecer la entrada de luz. Algunas ya se han integrado y se puede observar que tienen una hoja pequeña que se puede abrir. Además de trabajar en el edificio principal, desde la Xunta señalan que avanzan en el espacio que ocupará la base del 061, que ya está cimentada.

Un edificio blanco

El exterior de la Residencia ya está mutando en el corazón del barrio y el resultado, una vez finalicen los trabajos, será un edificio de fachadas blancas y con un entorno amplio. La demolición del viejo hospital Xeral hace más luminosa y abierta la zona, y delante del centro integral de salud se habilitará una especie de plaza pública que funcionará como un acceso digno al complejo sanitario.

Convertir en realidad todo el proyecto, cuyo inicio se dilató en el tiempo y fue causa de roces entre las distintas administraciones, supone un desembolso de más de 12 millones de euros. La instalación abarca más de 8.000 metros cuadrados construidos y 5.500 de superficie útil.

El futuro centro sanitario de Lugo será el primero de Galicia con este concepto y abre camino a otras infraestructuras similares, como el que recientemente se comenzó a construir en Lalín, o los que se prevén poner en marcha en Vigo o Ourense.