Los seis criterios que alega la Diputación de Lugo para impedir que Candín se llame Ancares

El presidente lucense, José Tomé, señala que «o concello leonés non pode apropiarse dun topónimo que é unha realidade dos veciños que viven nun territorio con identidade propia»

El Instituto Geográfico Nacional certificó que el Puerto de Ancares pertenece al municipio de Navia, aunque Balouta es de Candín
El Instituto Geográfico Nacional certificó que el Puerto de Ancares pertenece al municipio de Navia, aunque Balouta es de Candín

lugo / la voz

La Diputación de Lugo dará la batalla para impedir que el Ayuntamiento de Candín pase a denominarse Ancares, tal y como aprobó en pleno el municipio leonés. El próximo día 12 termina el plazo para presentar alegaciones a la decisión municipal y la institución lucense aprobó hoy el expediente con las alegaciones, que se basan en seis criterios, y que vienen fundamentados por tres informes técnicos solicitados al servicio de asistencia jurídica, al servicio de medio ambiente y al Colectivo Patrimonio dos Ancares, integrante del órgano rector de la Reserva da Biosfera dos Ancares Lucenses.

El presidente lucense, José Tomé, expuso los seis motivos que alega Lugo ante el Ayuntamiento de Candín, «co fin de defender aos Ancares, unha realidade xeográfica e social que comparten dúas provincias»:

1) Criterios jurídicos. Para la Diputación de Lugo se vulnera la ley que define los cambios de denominaciones de entidades locales. «Unha alteración deste tipo só pode levar a confusións e pode crear problemas noutros territorios do Estado, xa que xa existe un territorio Ancares recoñecido de maneira oficial». En el escrito de alegaciones presentado a Candín se señala que se vulnera el artículo 24.1 da Lei 1/1998, de 4 de junio del Régimen Local de Castilla y León que establece que:«La denominación de los municipios habrá de ser en lengua castellana, respetándose las denominaciones existentes a la entrada en vigor de esta Ley, sin que pueda ser coincidente o producir confusiones con otras del territorio del Estado».

2) Fundamentación histórica. «Tal e como o argumenta Candín parece un capricho», señaló el socialista José Tomé. Desde Candín se señala que el topónimo Ancares fue apropiado por la parte lucense y por Galicia a raíz de la creación en los años sesenta de la Reserva Nacional de Caza y en los noventa con el mapa comarcal de Galicia. «Ou descoñecen a historia ou non a queren ver, existe abundante documentación histórico que xa fala de Ancares para referirse a determinados puntos xeográficos. O primeiro, do ano 572». Tomé recordó que Candín es ayuntamiento desde hace 200 años, «e no seu expediente non se alude a este pasado histórico».

3) Realidad territorial. Tomé indicó que el topónimo Ancares hace referencia a algo más que un solo concello: «Non falamos dun trozo pequeno da provincia, no caso lucense afecta a unha comarca con seis concellos, como son Baralla, Becerreá, As Nogais, Pedrafita, Navia de Suarna e Cervantes».

4) Identidad propia. La Diputación señala que Ancares es una realidad social, cultural, medio ambiental y etnográfica «que conforma unha identidade propia e específica que comparten veciños de Lugo e de León, e que teñen retos de futuro». Además, señaló que hay figuras ya reconocidas, desde el ámbito local al internacional (las dos reservas de la biosfera que otorgó la Unesco) que amparan el topónimo Ancares como un ente mayor que un solo ayuntamiento.

5) Candín de Ancares. Según la Diputación Candín puede adaptar su nombre e incorporar el topónimo Ancares. «Nós non nos imos a opoñer a que se chame Candín de Ancares, é unha maneira de aludir ao lugar que pertences, igual que Villafranca del Bierzo, Ribas de Sil, A Pobra do Brollón ou Negueira de Muñiz».

6) Economia y futuro. José Tomé señaló que la apropiación de un nombre «que é de todos os veciños que viven nun territorio con identidade propia, lesiona os intereses da provincia de Lugo e da comarca dos Ancares». El presidente lucense señala que la apropiación de Ancares para un solo concello «suporía a perda de oportunidades para o desenvolvemento económico e a colaboración entre administracións para impulsar unha zona que ten retos comúns».

 

El alcalde de Candín dice que ya terminó el periodo de alegaciones

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Candín siguen adelante con sus intenciones y según recoge hoy el Diario de León el periodo de alegaciones ya ha terminado, y solo se habrían presentado dos, una de particular jubilado y otra de la asociación Naviega, un colectivo social del municipio lucense de Navia de Suarna. El alcalde, el popular José Antonio Álvarez Cachón, señaló al citado diario que a partir de ahora, las alegaciones serán sometidas a pleno municipal y se le dará contestación, argumentando la desestimación del recurso presentado. Esperan tener resuelto el trámite de dar respuesta a las alegaciones y al escrutinio de la comisión y sesión plenaria municipal en un mes. Luego, el proceso administrativo para cambiar de nombre si lo aprueba la Junta de Castilla y León, seguirá su curso y debe pasar por la recepción del informe preceptivo (en el sentido que sea, a favor o en contra) de la Diputación de León). 

Desde la Diputación de Lugo aclaran que ni mucho menos el periodo de alegaciones ha terminado, ya que en el BOP donde se publicó el acuerdo se habla de 30 días. «A Lei 39/2015, de 1 de octubre, de Procedemento Administrativo Común das Administracións Públicas, establece, no artigo 30. Cómputo de prazos que, “cando os prazos se sinalen por días, enténdese que estos son hábiles”. Además, indican que «O Real Decreto 1690/1986, de 11 de xullo, polo que se aproba o Regulamento de Poboación e Demarcación Territorial das Entidades Locais, e no que se basea Candín para promover o expediente de cambio de denominación do municipio, establece o seguinte: “2. O acordo de cambio de capitalidade, adoptado segundo determina o artigo anterior, requirirá os seguintes trámites: a) Exposición ao público, polo prazo non inferior a treinta días, para que os particulares ou entidades que se creran prexudicados poidan presentar reclamación. b) Resolución de tales reclamacións». 

La Diputación de Lugo indica que en la resolución publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de León sobre el acuerdo plenario de Candín se indica «que se expón ao público dito expediente, polo prazo de 30 días, a partir do día seguinte ao da súa publicación neste Diario Oficial da Provincia, polo tanto, tendo en conta que este anuncio se publicou o día 30 de decembro, o prazo de 30 días hábiles, remata o día 12 de febreiro»

Ancares, un nombre con muchos siglos en Galicia

suso varela
Mapa Itinerario do Distrito Militar de Galicia del año 1884, donde se habla de la sierra de Ancares
Mapa Itinerario do Distrito Militar de Galicia del año 1884, donde se habla de la sierra de Ancares

Candín inició el proceso para cambiar su denominación pero existen textos que muestran que el topónimo Ancares se usó  desde hace más de mil años también en la comunidad gallega

La polémica está servida desde el momento en el que, precisamente hace un mes, el Ayuntamiento de Candín aprobaba en pleno municipal cambiar su nombre por el de Ancares. Se hacía así realidad una vieja reclamación de este municipio leonés, donde nace el río Ancares. Consideran desde esta parte leonesa de la sierra que históricamente siempre se ha denominado Ancares al valle del citado río y no al resto de la sierra, tanto en su parte leonesa como lucense. Pero esta argumentación está siendo contestada por historiadores gallegos y a la vez defendida por historiadores castellano-leoneses.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los seis criterios que alega la Diputación de Lugo para impedir que Candín se llame Ancares