Dago Peña: «Se acabaron los fallos en el Pazo»

El jugador del Leche Río Breogán cree que el esfuerzo y la complicidad con la grada son las mejores armas para enderezar el rumbo


Dago Peña sale del vestuario del Pazo con dificultades para caminar. La afición puede estar tranquila porque no sufre lesión alguna. La fatiga extrema que muestra es fruto de la intensa sesión de trabajo que acaba de completar el grupo, que, según destaca, se deja el alma en cada entrenamiento y en cada partido para enderezar de una vez por todas la discontinua trayectoria del Leche Río Breogán. Para el internacional dominicano, el esfuerzo y la complicidad con el público son las claves para subir el listón.

-¿Cómo ha afectado al equipo el mal partido y la derrota en la cancha del Alicante?

-Fue una derrota muy dura. Al final estábamos todos muy jodidos porque nos duele perder y no hacer las cosas como esperábamos, sobre todo después de una semana en la que habíamos trabajado mucho y bien. No encuentro mucha explicación a lo que pasó, creo que fue una cuestión de acierto. No tuvimos el día, fue una tarde aciaga para todos y hay que verlo así.

-¿Fue el peor partido del Breo hasta el momento?

-Puede ser, yo diría que sí. Emocionalmente fue una de las derrotas que más nos dolió. Teníamos muchas ganas de sumar ese triunfo, ya que veníamos de hacer un buen partido ante el Palencia y ganar en Alicante reforzaría nuestra confianza y nos daría un impulso importante. Fue muy frustrante. Me importa este escudo y me molesta y me da mucha rabia cuando no salen las cosas.

-El equipo no acaba de encontrar el acomodo clasificatorio acorde a sus expectativas

-Lo sé, y no sabría decir por qué. Lo que tengo claro es que la falta de trabajo o el desinterés no son el problema. Los jugadores lo damos todo en cada partido y en cada entrenamiento, y Epi se parte todos los días y se vuelca en ayudarnos tanto en la cancha como en lo personal. Todos estamos muy involucrados, pero la suerte en el tema de las lesiones tampoco no está ayudando. En cualquier caso, no podemos perder tiempo en lamentarnos. Todos tenemos que dar un paso adelante y trabajar todavía más, si cabe, de lo que lo estamos haciendo.

-Tiempo queda.

-Por delante tenemos todavía 13 jornadas, no hay que alarmarse. Aún pueden pasar muchas cosas y este año más todavía con el nuevo sistema de play-off . En una final four puede ganar cualquiera. Que nadie dé por muerto al Breogán porque este equipo tiene talento y un entrenador que sabe mucho de baloncesto. Tarde o temprano encajarán todas las piezas y cuando eso ocurra seremos un equipazo.

-El club busca un sustituto para Ahonen y está muy atento al mercado para otra posible incorporación. ¿Ve necesario reforzar el juego interior como reclaman los aficionados?

-Epi es el jefe, sabe mucho de esto y es quien debe hablar sobre estas cosas. Lo que es evidente es que necesitamos un sustituto natural para Roope [Ahonen] porque su ausencia obliga a aleros puros como yo o Salva [Arco] a jugar de escoltas. Ahora regresó Mo Soluade, que ayuda, pero el recambio para esa posición es necesario. Estoy seguro de que el club busca el mejor jugador posible porque estamos en un momento crucial de la temporada.

-No está en su mejor momento. ¿Ese trabajo extra que debe realizar le está pasando factura en el rendimiento?

-Anímicamente me encuentro bien, con muchas ganas de ayudar a sacar al equipo adelante, pero es verdad que no estoy teniendo el acierto que esperaba y últimamente no estoy contribuyendo con mi punto fuerte, que es el triple. Esto es cuestión de rachas y espero que la mía cambie pronto.

-El sábado viene el líder. La última oportunidad para seguir mirando al liderato.

-Desde ayer [por el lunes] estamos centrados en este partido, trabajando a muerte para ganarlo porque es verdad que se trata de un partido muy importante a efectos clasificatorios y de moral.

-¿Cómo se le gana al Valladolid?

-A hostias, ja,ja,ja. Siendo muy agresivos porque es un equipo muy táctico, con un estilo muy fresco, similar al de ACB, y muchos automatismos. Mueven el balón muy rápido y es un equipo muy difícil de defender. Habrá que estar muy metidos y cometer muy pocos errores.

-Pero juegan en el Pazo, algo asustados vendrán.

-Yo espero que, como siempre, tengamos en la afición ese sexto jugador tan necesario para encuentros de este tipo. Estamos en un momento delicado y necesitamos a todo el mundo para salir.

-El cupo de derrotas en casa lo han agotado.

-Sin duda, se acabaron los fallos en el Pazo. Somos conscientes de que si queremos estar muy arriba en la clasificación al final de la liga regular no podemos dejar escapar más victorias de nuestra cancha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dago Peña: «Se acabaron los fallos en el Pazo»