El PP presentó una proposición no de ley para que el 091 continúe en Lugo

Los populares lucenses y ourensanos instan al Gobierno central a que mantenga el servicio de atención telefónica en las comisarías de cada ciudad y a que no se centralice


ourense / la voz

El Proyecto Cimacc 091, de la Dirección General de la Policía, que transformará las salas del 091 en centros inteligentes de mando de comunicación y control, tendrá importantes repercusiones en Lugo y Ourense, ya que a partir del febrero del próximo año las llamadas de los vecinos serán atendidas desde la jefatura de A Coruña, en lugar de en las comisarías provinciales. Este anuncio de centralización de los servicios que afectará de forma progresiva a otras ciudades españolas ha sido recibido por los representantes de los vecinos de la capital con incredulidad y rechazo.

Tras conocer la noticia, los representantes del Partido Popular en el Senado y en el Congreso de los Diputados, junto a sus homólogos ourensanos, exigieron que no se cierren las salas de ambas localidades. «O peche destas salas e a súa derivación á cidade da Coruña, supoñería ademais dun agravio a dúas importantes capitais galegas, unha diminución notable na eficacia deste servizo prexudicando a seguridade en ambas as cidades, debido á proximidade e ao coñecemento que deben ter os axentes da zona de influencia», señalan en el escrito que registraron en el Congreso pidiendo información sobre esta medida prevista por Interior. Por la provincia de Lugo fueron Joaquín García Díez y Jaime de Olano los que presentaron la proposición.

También presentaron una proposición no de ley para instar al Goberno a que mantenga este servicio y aumente los medios humanos y materiales de las dos comisarias provinciales afectadas por la medida. El PP ha llevará al Senado varias cuestiones, y entre ellas estará la dotación de medios humanos que hay en las distintas comisarías. Señalan, entre otras cosas, que la decisión supone «una discriminación máis das que vén realizando o Goberno actual cara as provincias de Ourense e Lugo».

La Federación de Vecinos cree que el traslado no es la solución y pide más personal

El cierre en febrero del 2021 de la sala del 091 en la comisaría de Lugo y la centralización de las llamadas en A Coruña no convence a la Federación de Vecinos de la provincia. Su presidente, Jesús Vázquez, recordó que «para nós todo o que sexa quitar servizos da nosa provincia, é malo. Cremos que a solució non é esa».

Para el colectivo vecinal, que puedan las llamadas se atiendan a un centenar de kilómetros no resulta práctico. «Entendemos o razoamento de que se liberarán recursos, pero non o compartimos. O mesmo razoamento serviría para dicir que se todas as chamadas de Galicia se poden centralizar en Madrid e todas as de Madrid, que se centralicen en Bruxelas».

Los vecinos tienen, además, un alternativa. «A solución non é que hai unha relación de postos de traballo en Lugo que está cuberta, polo que nós calculamos, arredor dun 75 %, así que a solución sería que cubriran esas prazas. Dese xeito, poderíamos ter máis policías patrullando e podería manterse o servizo de atención dende a cidade de Lugo», apunta Jesús Vázquez.

A la hora de argumentar la situación, recuerda el presidente de la federación de vecinos que la legislación aprobada por el ministro de economía del Partido Popular, Cristóbal Montoro, establecía una tasa de reposición que ha venido limitando la cobertura de plazas en la función pública. «E igual que pasa coa Policía Nacional, pasa coa Guardia Civil», resume Vázquez, «para quen tamén demandamos máis medios. Que se atandan todos os cuarteis da provincia e que o servizo esté ben dimensioando».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El PP presentó una proposición no de ley para que el 091 continúe en Lugo