Las 23 medidas con las que se combate la Galicia vaciada

El colectivo Galicia Baleira enumera la fórmula para luchar contra la despoblación en las provincias interiores


lugo / la voz

En los años 50 del siglo pasado, la provincia de Lugo superaba el medio millón de habitantes. De ellos, 53.743 vivían en la capital y el resto, casi 450.000, se repartían por el resto del territorio lucense. Hoy, el censo provincial se ha reducido hasta los 331.327 vecinos, de los que cerca de un tercio viven en la capital. La provincia se está quedando sin gente, y la que queda se concentra en las ciudades. Lugo, al igual que la otra provincia del interior gallego, Ourense, y que muchas otras a lo largo de la geografía española, está perdiendo el tren del futuro y es hora de frenar esa desertización demográfica y de servicios. La receta para conseguirlo la tienen los integrantes de Galicia Baleira:

1. El primer paso que propone el colectivo es que se habiliten fondos para combatir la despoblación y asentar gente en el rural. Ponen como ejemplo lo que está haciendo el gobierno portugués incentivando que se viva en el interior del país y no solo en las zonas costeras.

2. Eliminar la burocracia, algo estrechamente relacionado con las administraciones, puede facilitar que se instalen nuevos proyectos empresariales y también de vida en el rural.

3. Disponer de infraestructuras dignas y efectivas es clave para vertebrar las provincias del interior con el resto de la comunidad y con la meseta. En ese sentido, disponer de la autovía que unirá Santiago-Lugo, una Lugo-Ourense; o conexiones ferroviarias dignas puede ayudar a asentar población.

4. Discriminación positiva. Potenciar la rebaja de diversos impuestos a autónomos de las zonas rurales, al entender que no puede pagar lo mismo uno en una aldea que otro que trabaja en el centro de Madrid.

5. Medidas de conciliación familiar. Dotar las zonas rurales de más centros de días, guarderías, colegios y evitar el desarraigo de los mayores; que puedan continuar en su entorno.

6. Medidas para fomentar el asentamiento de nuevas empresas en zonas rurales.

7. Bonificar o incentivar a funcionarios que apuesten por optar a plazas en el medio rural.

8. Reforzar el papel de cooperativas, de las cajas rurales y la creación de microcréditos con condiciones ventajosas.

9. Reforzar la seguridad en el rural. Esto se podría conseguir, por ejemplo, no cerrando cuarteles de la Guardia Civil en ayuntamientos pequeños ni reduciendo servicios como Correos en las zonas rurales.

10. Fomentar la transformación de productos del sector primario, ya que se están compensando captaciones de CO2 que se emiten en las ciudades.

11. Valorar positivamente en los pliegos de adjudicación de obras y servicios públicos a empresas que impulsen iniciativas en el medio rural.

12. Evitar la merma de servicios educativos y sanitarios en las aldeas. Es clave que los vecinos del rural dispongan de centros de salud y colegios.

13. Reforestación. Urge hacer una reordenación forestal del monte e impulsar nuevas plantas de biomasa.

14. La limpieza de ríos, el saneamiento o las traídas de agua son servicios importantes. En esta línea, se propone también la recuperación de lavaderos públicos como puntos con valor turístico y etnográfico.

15. Inventariar en cada concello los caminos públicos existentes para evitar que continúen desapareciendo por causa de la maleza y que se puedan conservar adecuadamente.

16. Conceder ayudas para la limpieza de montes a través de planes de empleo. Es vital no perder de vista que los incendios de verano se evitan el invierno anterior.

17. Facilitar los trámites para la concesión de licencias en el medio rural. Agilizar la burocracia facilitará el arraigo de nuevos vecinos.

18. Habilitar más líneas de transporte que permitan comunicar con facilidad las zonas rurales con las ciudades.

19. Hacer más promoción de los nuevos productos y recursos existentes en las zonas rurales.

20. Combatir la soledad a través de planes de acompañamiento a personas solas. Por ejemplo, acudir con ellas a los médicos, farmacias o a realizar trámites administrativos, o incluso algo tan sencillo como darles conversación.

21. Dotar de más ambulancias medicalizadas las zonas rurales de montaña, como pueden ser O Courel, Os Ancares o A Fonsagrada.

22. Mejorar los servicios de recogida de basura, plásticos agrícolas.

23. Poder votar on line en las aldeas.

Lugo y Ourense unen fuerzas para combatir la despoblación rural

lorena garcía calvo

La ciudad amurallada acogió la presentación en sociedad de la plataforma Galicia baleira

La Galicia vaciada ya tiene quién defienda sus derechos y luche contra la despoblación y la pérdida de servicios. Será la plataforma Galicia baleira, que este jueves fue presentada oficialmente en la ciudad amurallada. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo y su homóloga ourensana, Limiar, son las impulsoras del nuevo colectivo, que ya se ha puesto en marcha y diseñado su hoja de ruta.

El primer paso será ponerse en contacto con los líderes de los partidos políticos gallegos a nivel autonómico, contactar con senadores y diputados en Madrid y trasladarles a todos ellos sus preocupaciones y también las soluciones que consideran claves para atajar y revertir el problema. También traerán en próximas fechas a representantes de la plataforma Teruel Existe a Lugo para conocer su trayectoria de dos décadas y ver qué camino siguen para salir de la crisis demográfica y de servicios, y se han sumado ya al colectivo España Vacía.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las 23 medidas con las que se combate la Galicia vaciada