Fomento amplía la reforma de viaductos de la A-6

Además de la conservación de dos en As Nogais invierte seis millones en otros dos en la vertiente leonesa


lugo / la voz

Los conductores que circularon el pasado puente de Todos los Santos por el puerto de Pedrafita, en la A-6, pudieron disfrutar del tránsito sin cortes de tráfico, pero el Ministerio de Fomento retomó este lunes las obras de conservación de los dos viaductos de As Nogais, que comenzaron el pasado 29 de abril, se paralizaron en el verano para no impedir el tránsito de vehículos, y se retomaron el 3 de septiembre.

Hace casi dos años, el Ministerio de Fomento hizo público un estudio sobre los problemas estructurales en puentes y viaductos de la red nacional de carreteras (además, a raíz de la caída del viaducto de Génova), detectando deficiencias en los estribos de dos pasos de la A-6, el de Silvela y el de Noceda, entre As Nogais y Pedrafita. Los trabajos entre los kilómetros 436 y 438, por valor de 1,6 millones de euros, suponen la ejecución del sistema de anclaje tablero-estribo, la instalación de aparatos de apoyo, el recalce de cargaderos, la mejora del drenaje en los terraplenes, la limpieza y eliminación de vegetación existente y la ejecución de desagües en el tablero.

En la primavera se arreglaron los puentes en sentido Madrid, pero ahora los trabajos se centran en los de sentido A Coruña. El grueso de la reforma está acabado, pero aún quedan retoques finales que mantendrán la vía cortada. Desde Fomento esperan acabar en breve y de esta forma mejorar la seguridad de ambos viaductos. Además, tampoco se puede acceder a la N-VI en su incorporación en Doncos en sentido A Coruña. Este enlace se tiene que hacer en la salida de Pedrafita.

Lamas y Ruitelán

A pocos kilómetros, entre el 424 y el 427, en la vertiente leonesa de la A-6 del puerto de Pedrafita, comenzaron hace unas semanas los trabajos de conservación en otros dos viaductos. En este caso las obras de reforma - que suponen un coste de seis millones de euros - no supondrán el corte de la A-6, como sí ocurre en los dos puentes de As Nogais. De momento el dispositivo de seguridad supone que se anula uno de los dos carriles en dirección Madrid, con límites de velocidad de 80 y 60 por hora.

Los trabajos se desarrollan en dos viaductos que se construyeron a finales de los años setenta para la nueva N-VI y que posteriormente se reutilizaron para autovía. Son los de Las Lamas y Ruitelán, en el municipio de Vega de Valcarce. Fomento está renovando los sistemas de contención de vehículos (la zona de frenada), mejoras en los tableros y en las pilas de los viaductos, con el fin de mejorar el estado de conservación de estos dos puentes con más de cuarenta años de servicio, la mitad de ellos como autovía. El de Ruitelán ya había sido retocado hace dos años, con una urgente reforma del pretil de la parte derecha por riesgo de fracturas y caídas de material.

En otro viaducto, cerca del túnel de Pedrafita, Fomento acometió una intervención importante. Las máquinas horadaron varios metros para asentar un talud que estaba agrietado y tuvieron luego que volver a rellenar y reasfaltar el trazado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Fomento amplía la reforma de viaductos de la A-6