Las defensoras del comercio local

Retales Gloria abrió en el año 1985 para ofrecer una gran cantidad de productos y telas


lugo / la voz

El comercio local cada vez lo tiene más difícil, pero no imposible. Así lo demuestra Gloria Martínez, que está al frente de Retales Gloria, una tienda que vende sus productos desde el año 1985 en la Rúa da Xesta. Isabel Campos y Carla Fernández también trabajan en la tienda, que ofrece manteles, retales, lonetas, telas de encaje y un sinfín de productos más, dirigidos a profesionales y también a aficionados en esto de la confección. «Atender a las señoras mayores es maravilloso porque te cuentan historias asombrosas. Además, a veces vienen chicas jóvenes que te dicen que quieren aprender a coser», explica Carla, que también cuenta cómo hay clientes que se atreve a confesar que el oficio de coser lo está aprendiendo gracias a los tutoriales de Youtube.

Vocación temprana

Gloria cuenta que decidió abrir la tienda porque siempre le gustó la costura. «De aquellas todo era distinto respecto a este tipo de tiendas. Hoy ya no quedan muchas en la ciudad», cuenta la mujer, que también explica que lo más vendido en el establecimiento son productos de decoración como cortinas o estores. «Hay clientes que vienen de Vilalba y de A Coruña. Unos son habituales y otros pasan por aquí solo una vez», explica la regente de Retales Gloria.

Un crecimiento constante

Sobre los momentos de venta más potentes del año, Gloria explica que ya no hay momentos mejores o peores. La tienda crece más bien a un ritmo constante. Colegios, comparsas y aficionados compran en la tienda de retales sus telas. «Hay personas que tienen hasta 8 o 9 trajes del Arde Lucus», explican desde el comercio. Y es que, desde enero y hasta la celebración de la fiesta romana en Retales Gloria se vendieron 1.000 pieles de conejo.

Además, desde Retales Gloria apuestan por las redes sociales como medio para visibilizar los productos que ofrecen y el trabajo diario que realizan en la tienda. En Facebook cuentan con más de mil seguidores y, en Instagram, acumulan más de 30 publicaciones que incluyen tejidos, tapicerías y cortinajes, así como confecciones para carnaval y trajes elaborados con las telas de la tienda.

«Hay que tener mucha paciencia, explicar todo con profundidad y ser amable», así describen Gloria y Carla las cualidades necesarias para enfrentarse al negocio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las defensoras del comercio local