El Lugo: Humilde en la mesa de los poderosos

Segunda A El Lugo lucha por estar arriba con 11 clubes históricos de Primera División

.

lugo / la voz

El Lugo llega a la jornada 31 del campeonato en el puesto undécimo con 47 puntos en su casillero y codeándose con los mejores equipos de la competición en una temporada en la que se ha mantenido en la mayoría de jornadas entre los seis mejores y por tanto en puestos de promoción de ascenso.

Los rojiblancos están actualmente a dos puntos de la sexta plaza que les daría acceso a disputar la promoción de ascenso y que comparten actualmente tres equipos, Granada, Oviedo y Zaragoza.

La Segunda A, continuando con la tendencia que mantuvo en las últimas temporadas, se está mostrando como una competición muy igualada, sobre todo en lo que compete a los puestos de cabeza.

La clasificación actual de la jornada 31 del campeonato refleja que todavía mantienen opciones de clasificarse entre los seis mejores hasta 13 equipos. Los únicos que se puede considerar que están un poco distanciados del resto, aunque con una diferencia que no alcanza la decena de puntos, son Huesca, Rayo Vallecano y Cádiz, los 10 restantes se mueven en un margen de tan solo dos puntos. 

Opciones a todo

Los pupilos de Francisco Rodríguez son uno de los conjuntos que ha sabido mantenerse casi siempre arriba en la clasificación general en la presente temporada y que por lo tanto afronta el tramo final de la temporada con opciones a todo.

La meta del club, por lo menos por las declaraciones públicas de la totalidad de integrantes desde la directiva hasta los jugadores, nunca fue meterse en la promoción. En las manifestaciones de directivos, técnicos y jugadores nunca se fijó como meta estar entre los seis primeros, pero sí manifestaron en varias ocasiones que lo primero era consolidar la permanencia y a partir de ahí no renunciar a nada.

Otra de las premisas que el propio entrenador mantuvo en todo momento fue la de marcarse como meta no descolgarse del grupo de la zona media alta para llegar al tramo final de la temporada con opciones, además de repetir siempre que la temporada había que vivirla jornada a jornada sin mirar nunca más allá.

El objetivo que se marcó el preparador rojiblanco está prácticamente cumplido. El equipo está prácticamente salvado a falta de 11 jornadas para el final y con opciones de aspirar a todo en lo que resta del campeonato.

El bagaje del cuadro del Ángel Carro a estas alturas de la competición resulta excelente, ya que nunca había alcanzado los 47 puntos tan pronto y por lo tanto está en disposición de afrontar lo que resta de competición con un moderado optimismo y ansias de asumir un papel protagonista. 

Codearse con los grandes

El logro del conjunto lucense hay que valorarlo en su justa medida, ya que es, junto al Huesca, el único equipo que tiene la consideración de modesto, que ha sido capaz de codearse durante todo el campeonato con los grandes conjuntos de la competición liguera.

El dato que mejor refleja la buena campaña de los rojiblancos es que entre los 13 equipos que se encuentran actualmente encabezando la clasificación de Segunda A hay 11 con un amplio pasado en Primera División y muchos de ellos partían esta temporada con el objetivo de lograr el ascenso o, como mínimo, de alcanzar la promoción.

Rayo Vallecano, Cádiz, Sporting de Gijón, Granada, Oviedo, Zaragoza, Numancia, Valladolid, Osasuna, Tenerife y Albacete son los clubes a los que hasta el momento el cuadro del Ángel Carro ha sabido mantenerles el pulso competitivo, a los que hay que sumar el Huesca, un equipo en crecimiento que ya el pasado año se metió en la promoción de ascenso.

A esta lista de relumbrón hay que sumar otros ex primeras como Tarragona, Almería o la Leonesa, aunque el cuadro castellano vivió su etapa dorada hace más de medio siglo.

La privilegiada clasificación del cuadro que preside Tino Saqués adquiere más relevancia si se tiene en cuenta que otros equipos modestos como Reus o Alcorcón están pasando por grandes apuros para consolidarse en la categoría y otro como el Lorca está virtualmente descendido a Segunda B. 

Final ilusionante

El tramo final de la competición se presenta por tanto apasionante para jugadores y aficionados del Lugo, sobre todo si el equipo saca adelante su próximo compromiso liguero. Los tres puntos le permitirían asegurar virtualmente la permanencia en la categoría y el club podría comenzar a soñar con mayores logros en lo que resta de liga.

Votación
5 votos
Comentarios

El Lugo: Humilde en la mesa de los poderosos