¿Por qué la leche puede ser negra?

El mercado puede recoger producción de explotaciones que no se declara


vilalba /la voz

Las polémicas políticas que en los últimos años giraron alrededor de la planta construida por el Grupo Pascual en Santa Mariña (Outeiro de Rei) no dejan de ofrecer nuevos capítulos. En un primer momento, tras conocerse que el proyecto de varias cooperativas, unidas en la iniciativa llamada Alimentos Lácteos, se hacía con las instalaciones, se oyeron voces que veían la influencia del PP y de la Xunta. El lunes Xavier Vence, portavoz nacional del BNG, acusó a la Xunta de haber favorecido la llegada de empresarios vinculados con la leche negra a esas instalaciones, en alusión al grupo que compró, hace algo más de un mes, la mencionada planta, inactiva desde los primeros meses del 2013 por el fracaso de Alimentos Lácteos.

La mención de Vence puede ofrecer dudas, si bien la expresión leche negra indica una realidad, aunque parece que ahora menos presente que antes y se relaciona con una serie de circunstancias.

¿Qué es exactamente la leche negra?

Es la que se produce en una explotación ganadera sin entrar en los cómputos oficiales. Las granjas tienen una producción asignada, las conocidas cuotas lácteas, y sobrepasarla puede equivaler al riesgo de pagar una multa por exceso de producción, lo que se conoce como supertasa.

¿Es la venta en negro la única alternativa para una explotación?

No. Cuando una explotación quiere producir más o prevé que el rendimiento de las vacas excederá lo autorizado, lo habitual es comprar o alquilar cuota que le permite continuar la actividad sin riesgo.

¿Qué ocurre si se sigue produciendo sin buscar una alternativa?

Que existe la posibilidad de recibir una multa. De todos modos, alguna empresa del sector ya anunció que dejaría de recoger la leche a aquellos ganaderos que fuesen a exceder su producción en esta campaña

¿Qué destino tiene la leche que produce por encima de la cuota?

La que se puede considerar negra, si se mueve en el mercado, acaba en manos de empresas del sector.

¿Puede haber alguna otra solución para que una granja produzca menos?

Sí. Puede rebajar el número de reses en ordeño, con lo que también disminuye el número de litros de leche. Una solución que no resulta improbable puede ser que se adelante algunos meses el envío de vacas que ya iban a destinarse a sacrificio. Son vacas que luego, una vez sacrificadas, se destinan al mercado de carne. Otra opción puede ser la disminución de algún porcentaje de alimentos -concentrado, por ejemplo-, aunque cuidando que no perjudique el bienestar animal.

¿Qué vacas son las que se pueden mandar a un matadero?

Pueden ser animales que tengan algún contratiempo que no se da en otras de la misma explotación -por ejemplo, vacas con dificultades para quedar preñadas-. Son reses con varios años de vida -cuatro, cinco, seis...-, y pueden venderse por 600 o 700 euros. De todos modos, si una explotación compra luego una o varias vacas para dedicarlas a ordeño, el desembolso por cada res será mucho mayor -unos 1.800 euros por cada una, aproximadamente- que la ganancia por cada una vendida.

¿Sobre quién recae una sanción si se descubre leche negra?

Si se intercepta una cisterna que transporta leche negra, la responsabilidad es de la empresa que la lleva. Por la leche que se recoge en una explotación, a un ganadero se le da un tique con una serie de datos: salvando las distancias, es similar al que se le da a un particular cuando compra gasoil para la calefacción de su casa. Un camión que transportase leche negra no tendría documentos que justificasen el origen de la mercancía.

¿Se paga igual esa leche que la producida legalmente?

No. El ganadero ingresa algunos céntimos menos, aunque esa menor ganancia también lo excluye de problemas. En primer lugar, no paga una multa por supertasa, como sí pueden afrontar otros granjeros. En segundo lugar, se libra de un problema: ¿qué hacer con la leche si no se recoge? Ni las vacas pueden quedar sin ordeño, ni la leche se puede guardar indefinidamente.

¿A quién perjudica que haya leche negra en el mercado?

Es una situación que se puede considerar competencia desleal. Un ganadero que compra o alquila cuota para aumentar la producción efectúa un desembolso; el que vende leche sin declarar no hace ese gasto y logra ingresos.

¿Influye algo en el comprador que la leche sea negra?

No. El precio final no tiene en cuenta esa cuestión.

¿Hay alguna diferencia en cuanto a la calidad del producto?

No. El concepto de leche negra es una cuestión relacionada solo con el apartado fiscal.

análisis la cara b del sector lácteo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

¿Por qué la leche puede ser negra?