Lugo cogerá la A-54 en O Picato

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO

ALBERTO LÓPEZ

Mientras Nadela queda lejos, el enlace de Esperante supone recorrer 2,5 kilómetros más que el tramo de la N-547 y sin ganar tiempo

01 sep 2014 . Actualizado a las 07:10 h.

La apertura el próximo año de los primeros tramos de la A-54, la autovía de Lugo a Santiago, apenas variará los comportamientos de la gran mayoría de los conductores lucenses ya que el inicio del recorrido, en Nadela, queda bastante lejano para buena parte de la población, y por otra parte, el enlace que se construye en Esperante, junto a la discoteca Exágono, supone más kilómetros de recorrido y ninguna ganancia en tiempos.

Cuando se perfilaron los recorridos de la A-54 hubo voces críticas sobre la lejanía de esta vía con la ciudad. Incluso, hubo propuestas, sin éxito, para que el nuevo puente sobre el Miño se hiciese a la altura de A Tolda y fuese el de la autovía. Al final, se escogió un inicio, en Nadela, donde se crea un nudo de carreteras pero favorece a los conductores de la A-6 pero bastante poco a los lucenses.

Solo a los vecinos de la zona sur de la ciudad (Augas Férreas, Alfonso X O Sabio o San Fiz), por ejemplo, les puede compensar coger la A-54 en Nadela, aunque sabiendo que harán más kilómetros que por el trazado actual, la N-547. El resto de los lucenses, de la zona centro, Fonte dos Ranchos, avenida da Coruña y zona norte el enlace de Nadela queda lejos y la opción propuesta en su día, el conocido como enlace de Esperante, tampoco compensa. Un conductor que llegue al citado enlace, junto al Hotel Santiago, si decide coger la A-54 en dirección Vilamoure (carretera de Portomarín) y luego girar a la derecha hacia O Picato, su recorrido será de 2,5 kilómetros más que si decide seguir como hasta ahora por la N-547. El tiempo estimado de ambos trazados es el mismo, cinco minutos.