Manual para sacar de apuros a alcaldes y árbitros y para controlar a las masas


No era Beirut, pero parecía. Palos, porras, pelotas de goma, humo, policía... Todo eso formaba parte del paisaje que podía apreciarse en el pabellón anexo al universitario en la mañana de ayer. Unos 25 agentes de policías locales de toda la provincia participaban en un curso de control de masas promovido por CSIF. Dos agentes especiales de la Policía Municipal de Madrid fueron los encargados de instruir a los guardias municipales, alguno de los cuales recibió más golpes de la cuenta porque, aún tratándose de simulaciones, resulta que todos se lo tomaron en serio.

«É unha actividade de formación para os nosos afiliados xa que logo institucións como o Concello de Lugo nin se preocupan por preparar e instruir aos axentes», expresó un miembro de la formación sindical organizadora.

Uno de los instructores participantes, adscrito a la Policía Municipal de Madrid, explicó que en la capital de España disponían de unidades específicas para el control de masas. Si bien es cierto que no es comparable una ciudad con otra, resulta indispensable que los agentes puedan estar perfectamente preparados no solo para actuar y protegerse sino para también para salvaguardar la integridad de los ciudadanos. «Controlar a las masas es difícil y peligroso si no se tienen conocimientos. No solo se trata de evitar el peligro para nosotros sino para el ciudadano», dijo uno de los formadores.

«Ciertamente en Madrid tenemos bastante experiencia por la actuación en manifestaciones, botellones, retirada de árbitros, plenos municipales en los que a los políticos se les va la situación de las manos y hay que sacar al alcalde...», apuntó.

Durante las 15 horas de duración del curso, que también se celebra en otras ciudades españolas, fueron simuladas situaciones reales. Utilizaron humo, petardos, pelotas de goma y otro tipo de materiales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Manual para sacar de apuros a alcaldes y árbitros y para controlar a las masas