A Barca, un lugar entre el Cabe y el Sil

Una ruta en coche de once kilómetros une Sober con un espacio singular de la Ribeira Sacra El recorrido está jalonado por curiosos monumentos de épocas muy diversas


monforte

El pueblo de de A Barca se encuentra enclavado en uno de los más bellos y agrestes parajes de la Ribeira Sacra. La localidad se halla situada a media ladera del monte de Nogueira, formando un mirador sobre las cuencas de los ríos Sil y Cabe, en el lugar donde confluyen las aguas del Cabe con las del Sil y que marca los límites entre los municipios de Sober y Pantón y la provincia de Orense.La ruta que lleva a esta localidad empieza en Sober. En el camino es aconsejable hacer un alto para visitar la iglesia de Santo Estevo de Anllo, cuya fábrica actual data del siglo XVI. En el frontis del templo, a la izquierda del campanario, destaca una piedra labrada con la figura de un toro. Esta singular escultura fue hallada en el interior del muro que da al cementerio y seguramente formó parte de una iglesia románica construida en este mismo lugar, de la que sólo quedan algunos vestigios. El historiador Xosé Lois García considera que el toro puede ser un símbolo solar y que debió de estar ubicado originalmente en una de las puertas del templo primitivo. En una puerta del interior de la iglesia pueden verse unas curiosas decoraciones con motivos vegetales, atribuidas al pintor soberino del siglo XVIII Juan de Castinande. Más adelante, conviene hacer otra parada en el lugar de A Tapada do Monte para visitar otro monumento muy diferente y mucho más antiguo: una roca granítica en la que están tallados unos petroglifos con motivos típicos de la Edad del Bronce.Un paso tradicionalAl pueblo de A Barca se llega tras un serpenteante descenso por las riberas del Cabe. En sus proximidades había antaño un pequeño puerto fluvial, de notable importancia para los habitantes de la zona, denominado A Barca de Santo Estevo. Era éste un lugar de paso obligado para personas y animales entre las riberas lucense y ourensana y también hacia el pueblo de Frontón, en la ribera de Pantón. Sobre esta barca y todas aquellas que cruzaban el río Sil tenían jurisdicción plena los monjes del monasterio ourensana de Santo Estevo de Ribas de Sil, que obtenían de ello grandes rentas.En el reinado de Felipe IV se pidió licencia real para construir un puente en esta zona. Con ello se quería evitar el paso el río en barca y el serio riesgo que suponían sus fuertes corrientes y sus frecuentes crecidas. Pero el permiso fue denegado y el primer puente del lugar no se levantó hasta el año 1955, cuando finalizó la construcción del embalse. Actualmente, la localidad también dispone de una pasarela peatonal sobre el río Cabe, que une los municipios de Sober y Pantón.Camino realPor el pueblo de A Barca, por otra parte, pasaba un antiguo camino real que comunicaba la zona con el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil. De esta localidad también partía un sendero hacia el desaparecido pueblo de Carrión, que estaba situado a medio camino entre A Barca y la actual presa del embalse.En la parte inferior del pueblo está emplazada la capilla de A Barca, en la que se celebra una afamada fiesta en honor de Santa Isabel. A partir de 1997, después de unos treinta años, se recuperó una romería en honor a esta santa que se celebra el segundo domingo de julio. Al lado de la capilla hay un pequeño mirador natural desde el que se dominan unas impresionantes vistas sobre los ríos Sil y Cabe y su entorno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

A Barca, un lugar entre el Cabe y el Sil