El náutico del Sil podrá funcionar con todos sus servicios este verano

Luis Díaz
LUIS DÍAZ MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Zanja excavada en una de las zonas en las que serán ubicados los sistemas de depuración
Zanja excavada en una de las zonas en las que serán ubicados los sistemas de depuración CARLOS RUEDA

Los preparativos para instalar la depuradora se anticipan a la vuelta del catamarán

05 mar 2021 . Actualizado a las 10:21 h.

La Diputación de Lugo puso en marcha los trabajos previos para dotar de sistema de saneamiento al club náutico de Ponte do Sil. El camino para el comienzo de las obras propiamente dichas no quedará despejado por completo hasta finales de este mes, cuando concluya el período de consultas del proyecto. Si se cumplen los plazos que baraja el área de turismo de la entidad provincial, la nueva depuradora podría estar lista a finales de abril. A partir de ese momento será posible convocar un nuevo concurso para la adjudicación de la cafetería, que permanece cerrada desde diciembre del 2019. El catamarán que navega por el cañón del Sil funcionará con normalidad a partir del próximo 19 de marzo.

Las rutas fluviales que dependen de la Diputación adelantan este año el inicio de la campaña, que hasta ahora solía coincidir con el paréntesis vacacional de la Semana Santa. El organismo provincial tampoco quiere perder tiempo con la regularización del saneamiento del club náutico donde tiene su base el catamarán del cañón del Sil. El proyecto fue sometido recientemente a exposición pública por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y hasta finales de marzo no concluirá ese trámite. Si no hay alegaciones que retrasen la concesión de licencia, el grueso de las obras estará en marcha a comienzos de abril.

El precio de la licitación es de 23.000 euros y el funcionamiento de la depuradora precisará de una concesión de caudal del manantial de la Fonte da Abeleda. Pese a encontrarse en un espacio protegido, dentro del paisaje cultural de la Ribeira Sacra que aspira a convertirse este año en patrimonio de la humanidad, el club náutico de Ponte do Sil funcionó desde su apertura sin un sistema de saneamiento y vertía las aguas residuales de forma directa al embalse. Los preparativos para las obras que permitirán subsanar esta irregularidad están ahora en marcha.

Excavaciones listas

En los últimos días se realizaron excavaciones en la zona más próxima al embarcadero en los puntos donde se emplazarán la arqueta de desbaste, el pozo de toma de muestras y el sistema de depuración que figuran en el proyecto cuya autorización tramita la comisaría de aguas. El objetivo es acortar al máximo su ejecución, de modo que los tres meses teóricos de plazo que recoge la licitación puedan reducirse a uno como máximo.

El servicio de cafetería del náutico de Ponte do Sil cerró poco antes del puente de la Constitución del 2019, cuando se dio por finalizada la campaña de ese año en las rutas fluviales de la Diputación. La concesión acababa de caducar y desde el organismo provincial descartaron aplicar la prórroga de dos años que contemplaba el contrato para zanjar el problema del saneamiento. En mayo podría activarse un nuevo concurso que permita recuperar todos los servicios del náutico durante este verano.

La mirada puesta en la decisión de la Unesco

El presidente de la Diputación, José Tomé, se refirió a las rutas en catamarán en la presentación del paquete de medidas con el que el organismo provincial pretende dar oxígeno a la economía lucense y muy en particular a los sectores más afectados por la pandemia. Pese a la incertidumbre sanitaria, Tomé vaticina que este será un año decisivo para el posicionamiento de la Ribeira Sacra como referente turístico por sus opciones para ampliar la lista de territorios declarados patrimonio de la humanidad.

La concesión de Belesar pueblo está vigente y será prorrogada por otro año

De los cuatro clubes náuticos que se pusieron en marcha en su día en la Ribeira Sacra, solo uno tiene adjudicada la explotación de las instalaciones. Tras la marcha de los anteriores responsables, la junta de gobierno de la Diputación adjudicó el del pueblo de Belesar a José Manuel Vázquez Capón. El contrato tenía un año de vigencia y ahora va a ser prorrogado por otro más, de modo que se mantendrá hasta abril del 2022. Por lo que respecta al náutico de la presa de Belesar, el convenio con Fenosa que permitía utilizarla con ese fin caducó en el 2020 y el organismo provincial no parece estar por la labor de recuperarlo.

En el 2019, con el acuerdo todavía activo, la Diputación sacó a concurso la gestión de las instalaciones situadas en el salto de Belesar. La convocatoria fue declarada desierta y el acuerdo suscrito hace treinta años con la compañía hidroeléctrica quedó sin efecto a finales de agosto del pasado año. El grupo popular pidió en el último pleno provincial que se recupere ese convenio para poder seguir explotando el área recreativa construida junto a la presa.