Noelia Sánchez, icono del volei español

La deportista monfortina debutó con el Ribeira Sacra en la Superliga 1 con tan solo 16 años


monforte / la voz

El mes de junio del 2001 fue histórico para el deporte local. La referente del voleibol monfortino, Noelia Sánchez, se convertía en la primera monfortina en jugar oficialmente con la selección española absoluta. A partir de ahí, la deportista natural de Moreda fue una asidua en las convocatorias de todos los seleccionadores nacionales. Sumó más de un centenar de internacionalidades, lo que fue, sin duda, todo un espaldarazo para la cantera local, que vio como el trabajo capitaneado por Manolo Martínez daba sus frutos.

A mediados de la pasada campaña, Noelia Sánchez puso fin a su dilatada carrera deportiva, y lo hizo con 38 años. Fueron un total de 22 temporadas en el volei profesional, y muy intensas. Conquistó diez títulos nacionales, en los que se incluyen tres tripletes, algo al alcance de muy pocos deportistas. Su primer entorchado nacional llegó con 30 años, y fue en el Haro -conquistó la copa de la Reina.

Noelia Sánchez entró en contacto con el volei a los 11 años. Fue en el colegio de A Gándara, y ahí Manolo Martínez -fue su mentor deportivo- ya vio en la monfortina talento para asaltar importantes objetivos. No obstante, todo pudo cambiar, ya que inicialmente apuntaba hacia el básquet. Pero finalmente se inclinó por el volei.

Su primer título con 12 años

Su primer título llegó con 12 años. «Fun un pouco esquirol, porque pertencendo A Gándara xoguei cos Escolapios o campionato galego infantil, e gañámolo», dice.

Dio el salto a la AD Pinguela. Comenzó en cadetes, y en esta categoría fue campeona gallega y sumó dos campeonatos de España -uno en Palma y otro en Monforte-. El ascenso de Sánchez fue meteórico, ya que en cadetes se incorporó a la concentración permanente de la Federación Española en Pontevedra.

«Foi curioso, porque me chegou a carta un ano antes de ir para alí. Supoñía marchar da casa por primeira vez, pero adapteime, e mereceu a pena, porque fun titular na liga. Fúnme para mellorar», afirma.

Volvió a la AD Pinguela. Eso sí, su palmarés comenzaba a completarse. Con 18 años ya sumaba tres campeonatos de España. Dos años antes, con 16, debutó con el equipo monfortino en la Superliga Española. Cumplía así un sueño. «Recordo na fase de ascenso. Eu estaba na bancada e tiven claro que me tiña que ir de Monforte para voltar de novo e xogar na élite co meu equipo, e así foi», añade.

Tras Andrea Rodríguez, Noelia fue la primera canterana en debutar. «Xoguei na Pinguela na mellor época. O pavillón estaba a reventar, era espectacular que coreasen o teu nome na bancada, a presión sobre os árbitros e a ledicia por cada punto. Molaba ir ao pavillón cada sábado», afirma.

En su primera etapa en A Pinguela estuvo ocho temporadas. «Aquí medrei como xogadora e debutei coa selección española con tan só 17 anos», dice.

Nuevos retos

Llegó el momento de una de sus decisiones más difíciles: dejar el club de toda su vida. «As cousas económicamente con estaban ben, e eu quería novos retos e mirar o que había máis alá da zona de confort», asegura.

Se fue a Alicante y esa misma campaña jugó en el Haro. Su siguiente parada fue Burgos, regresando a casa de nuevo con el objetivo de ascender a la AD Pinguela a la Superliga 1. «Cumprimos o obxectivo e ao ano seguinte estivemos a piques de xogar a final da copa da Raíña aquí en Monforte», afirma.

Tras dos campañas en A Pinguela se fue a Torrelavega para después fichar por el Haro. «Aquí comezou o bo. Con 30 anos gañéi a copa da Raíña e o primeiro triplete. Despois fun a Logroño, onde conquerín os outros dous», señala.

Fichó por el Haris para terminar en Menorca, club en el que estuvo cuatro temporadas. La pandemia precipitó su adiós. La idea era retirarse a final de la pasada campaña, pero tuvo que hacerlo en marzo. Su club la homenajeó esta campaña en la Supercopa de España.

Para definir su carrera, Sánchez utiliza dos palabras: «Resiliencia e azouteza». La monfortina explica las razones de esta afirmación. «Esta expresión fai referencia a capacidade de adaptación que tiven. O volei non se pode programar, porque non se empata. Gañas ou perdes. E logo, teño que dicir que tiven sorte coas lesións. Con 38 anos xoguei coa mesma fortaleza que con 18», comenta.

A la pregunta de que le aportó el volei, Sánchez es clara: «Disciplina, madurez e inculcoume valores, algúns dos que xa coñecía, porque somos cinco irmaos, e sei o que é traballo en equipo e priorizar o colectivo sobre o individual. Nunha palabra, poñerse a disposición do grupo», afirma

Está satisfecha con el reconocimiento que los aficionados y los clubes en los que jugó le hicieron. «Estou moi leda, porque sempre me amosaron cariño e estiveron pendentes de min. De feito, cando decindín retirarme recibín chamadas de moitos equipos», dice.

Actualmente reside en Tuiriz y participa activamente en todas las actividades agrícolas en Moreda, su parroquia natal. Seguirá vinculada al deporte, y lo hará como entrenadora personal. Asimismo, a medio plazo no descarta volver a jugar al volei, pero a nivel aficionado. «Agora mesmo non, porque non estou preparada preparada psicolóxicamente», concluye.

Noelia pasa muchas horas con su abuela, Carmen Vallina, a la que adora. Eso sí, no está desconectada totalmente del volei, ya que sigue todos los partidos del Menorca. Por último, Sánchez felicita a Sofía y a Ángela, jugadoras del Ribeira Sacra, por su convocatoria para la concentración permanente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Noelia Sánchez, icono del volei español