El Ayuntamiento toma el control de la piscina para afrontar los impagos

La empresa adeuda nóminas a la plantilla y facturas de combustible y electricidad

El alcalde y el nuevo administrador informaron de los acuerdos a los trabajadores de la piscina
El alcalde y el nuevo administrador informaron de los acuerdos a los trabajadores de la piscina

monforte / la voz

La junta local de gobierno decidió en una reunión extraordinaria celebrada este miércoles hacer efectiva la intervención del contrato de la piscina municipal y designar a un administrador que tomará las riendas de la gestión de las instalaciones de A Pinguela y los servicios asociados a ellas. Este cometido recaerá en el técnico de deportes, Óscar Rodríguez, presente en la rueda de prensa en la que el alcalde, José Tomé, y la concejala Gloria Prada dieron a conocer el contenido del acuerdo. Tomé re reunió poco después con los trabajadores de la piscina para informarles de las medidas que se aplicarán a partir de ahora.

El equipo de gobierno abrió la puerta a la intervención de la gestión de la piscina con un acuerdo previo adoptado el pasado 24 de febrero. La junta local de gobierno advirtió entonces a la firma Alacer Ocio de que ejecutaría esa medida si en diez días hábiles no ingresaba las nóminas pendientes de pago. El plazo finalizó el lunes sin que la plantilla cobrase la totalidad de la deuda. Algunos trabajadores percibieron ese día la paga de noviembre, pero la inmensa mayoría sigue teniendo a día de hoy cuatro mensualidades sin cobrar.

La junta de gobierno no se reunió el martes por si todavía se producía alguna comunicación en la que pudiese escudarse la empresa. Pero Alacer Ocio siguió sin mover ficha y los responsables municipales dieron finalmente el visto bueno a la intervención del contrato. Una de las primeras medidas será la apertura de una cuenta bancaria para que el nuevo administrador disponga de los fondos necesarios para garantizar el cobro de las nóminas y el normal funcionamiento de la piscina.

La cuenta bancaria se abrirá con cargo a una póliza avalada por el Ayuntamiento, aunque estará a nombre de Alacer Ocio por una cuestión de carácter legal. «O Concello non pode pagar os salarios dos traballadores doutra empresa», apunta Tomé. Según precisó, pese a la intervención, el contrato sigue correspondiendo a efectos administrativos a la actual concesionaria.

De entrada, cuatro meses

El período máximo de intervención del contrato es de cuatro meses. Esta fórmula no se puede mantener más allá de un tercio del tiempo que reste para que finalice la concesión, que el caso de la piscina caducará en marzo del año próximo. Pero la junta de gobierno podrá acordar una segunda intervención cuando transcurra ese plazo.

En vista los problemas de la empresa, a finales del pasado año se comenzó a trabajar en la elaboración de los estudios técnicos y económicos de la nueva concesión. La convocatoria del concurso, según confirmó Tomé, podría adelantarse. «Sairá o antes posible, sen ningunha dúbida. Tan pronto estea lista a documentación», señaló tras dar a conocer la intervención del contrato.

Según la información facilitada por el equipo de gobierno, la deuda con los empleados no es la única que tiene contraída Alacer Ocio. También hay facturas sin pagar en concepto de combustible y suministro eléctrico. La prioridad para el nuevo administrador será, en todo caso, abonar todas las nóminas pendientes a la plantilla. «Pagaránse tan pronto como sexa posible. Se podemos facelo en dez días non imos agardar quince», dijo el alcalde.

Una operación de tesorería permitirá abrir una cuenta para responder de todos los gastos

El nombramiento de un administrador se hace efectivo, según detalla el acuerdo, en vista de que en el plazo marcado no se corrigieron «as graves deficiencias que ao noso entender se están dando na xestión da piscina». La junta de gobierno local tuvo en cuenta los informes de los técnicos de deportes y contratación a la hora de tomar esta decisión, que cuenta con el dictamen favorable de los servicios jurídicos municipales. El impago de las nóminas es, a juicio del Ayuntamiento, la principal causa «das perturbacións ocasionadas na prestación do servizo».

«Non temos constancia de que se cumprira o que o Concello requiriu, que era xustamente corrixir esas perturbacións e esas deficiencias graves que se viñan producindo na xestión da piscina municipal», indicó el alcalde. «Cremos -añadió-que todos os informes presentados están en regra, e por iso tomamos esa decisión para tratar de resolver o grave problema que teñen neste momento os traballadores e que perturba o funcionamento do servizo».

El acuerdo fue notificado este mismo miércoles a la firma Alacer Ocio, a la Tesorería de la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria. La junta local de gobierno también decidió solicitar una operación de tesorería para proceder a la apertura de la cuenta mediante la que se costeará el funcionamiento de la piscina municipal. El alcalde encomendó al servicio de intervención, por otra parte, un informe sobre la situación económica de la empresa adjudicataria y las posibilidades que entre en un concurso de acreedores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ayuntamiento toma el control de la piscina para afrontar los impagos