«Levo un ano para que se cumpra a lei, é o único que quero»

Una vecina de Pantón denuncia el incumplimiento de la ley de prevención de incendios en un pinar al lado de su vivienda

C.C
MONFORTE/LA VOZ

La limpieza de montes es una de las obligaciones de los propietarios antes de cada verano, especialmente si afecta a áreas cercanas a viviendas o núcleos urbanos, que deben estar libres de

maleza y árboles con riesgo de arder. Esta es una de las grandes medidas de prevención de incendios forestales en Galicia, pero no todos los dueños de las parcelas la cumplen. Este es el caso de una vecina de Ferreira de Pantón, cuya vivienda está al lado de una zona llena de maleza sin limpiar y pinos de considerable altura.

Las disputas comenzaron el verano pasado, ante la negativa de los propietarios del terreno a limpiar el área circundante a la casa. Más tarde, la vecina acudió al Ayuntamiento pero no obtuvo respuesta alguna. «Non se achegou ninguén, nin do concello, nin de forestais nin de medio ambiente» explica. Los propietarios del monte cortaron algunos pinos posteriormente, pero la propietaria lo consideró escaso y pidió que cortasen más para que se ateniera a la ley, que marca un mínimo de cincuenta metros entre vivienda y monte.

La afectada denunció ante el Seprona los hechos. «Axentes do Seprona viñeron á casa e redactaron un informe que enviaron ao Concello, pero que dende alí afirman que non o recibiron», comenta. «Levo dende hai un ano para que se cumpra a Lei, que é o único que quero».

Desde el Ayuntamiento han avisado a la Consellería do Medio Rural para que tome medidas ante este asunto. Al parecer, la distancia entre la vivienda y los pinos no está muy clara y el propietario considera que la última vez que cortó fue suficiente, aunque la perjudicada cree que no.

Las modificaciones introducidas en 2017 en la Ley 3/2007 de Prevención y Defensa contra Incendios Forestales de Galicia elevaron de treinta a cincuenta la distancia entre viviendas y monte, que tiene que estar limpio y libre de especies pirófitas, como pinos, eucaliptos, acacias, etc. Son los municipios los que están obligados a vigilar el cumplimiento de esta ley y las multas a los propietarios varían de 100 a 1.000 euros en caso de infracciones leves, de 1.001 a 10.000 en caso de graves y de 10.001 a 1.000.000 euros en caso de muy graves. En este caso se trata de una infraccion leve, pero podría ser grave en caso de reiteración.

Ferreira de Pantón es uno de los municipios de la comarca de Lemos más castigados por el fuego. Hace dos años hubo numerosos focos de incendios a finales del verano e incluso en noviembre, mes en el que es muy inhabitual ver este tipo de sucesos, también se produjo un incendio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Levo un ano para que se cumpra a lei, é o único que quero»