Trescientos kilos de solidaridad

Los setenta corredores que participaron en la San Silvestre de Quiroga aportaron alimentos


monforte / la voz

Nada mejor que despedir el año haciendo deporte. Eso es lo que hicieron corredores de Quiroga, que, finalmente, en un número de setenta, participaron en la cuarta San Silvestre que se disputó el domingo por la tarde. Esta prueba tuvo un año más un marcado carácter solidario. Los atletas que se inscribieron aportaron alimentos no perecederos.

Finalmente, los organizadores reunieron un total de 300 kilos, que en los próximos días serán entregados al Banco de Alimentos de Lugo, que los donará a las familias más necesitadas de la provincia.

A pesar del viento y del agua que marcó la carrera, los quirogueses se atrevieron a correr, eso sí, ataviados con sus mejores disfraces, dando un colorido especial a esta San Silvestre. Los deportistas atravesaron las calles céntricas de la capital municipal. Algunos optaron por tomarse la carrera con calma, aunque otros la usaron para ponerse a punto de cara a las competiciones atléticas que marcarán el calendario anual en la Ribeira Sacra.

En esta San Silvestre incluso hubo participación de familias enteras, padres, hijos y abuelos, que antes de compartir mesa y mantel y tomarse las uvas, optaron por abrir el apetito corriendo.

El hecho de no ser una carrera competitiva no dio lugar a ninguna clasificación. Lo que sí hicieron los organizadores fue entregar una cesta al disfraz más simpático. En este caso, este reconocimiento recayó en el «Sargento Murillo», que recibió una cesta de Navidad. Además se sortearon otras cuatro entre los participantes.

El concejal de Deportes, Andrés Nóvoa, agradeció a los corredores y a los supermercados de Quiroga su colaboración con esta campaña solidaria de recogida de alimentos. El edil ya piensa en la quinta edición.

En Quiroga, las carreras se han convertido en todo un clásico. Además de esta San Silvestre, se disputan la de la feria del vino y la de San Martiño. En la cita de Semana Santa se congregan más de cuatrocientos corredores.

Carrera en Monterroso

El atleta chantadino Adrián López Baltar se proclamó campeón de la primera edición de la San Silvestre de Monterroso. La joven promesa local, enrolada en las filas del Atletismo Friol, que dirige Felipe Barata, no dio ninguna opción a sus oponentes.

Con un crono de 17,58 minutos, el atleta chantadino aventajó en más de un minuto al segundo clasificado, que fue el deportista lucense Óscar Lugris.

Con esta importante victoria, Adrián López demuestra que atraviesa un excelente momento de forma, además de consolidarse como la gran referencia de fondo entre los deportistas de la Ribeira Sacra. De la mano del exentrenador del club de atletismo de A Gándara, el corredor chantadino ha experimentado un importante crecimiento, lo que lo convierte en una de las jóvenes promesas con mayor proyección de la comarca.

López ya prepara el calendario de esta temporada, en el que tiene depositadas muchas esperanzas. Sus objetivos pasan por continuar creciendo y sumar varias medallas.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Trescientos kilos de solidaridad