Tomé ya mira a mayo del 2019

El pleno del 29 de enero marca el inicio de la cuenta atrás hacia las próximas elecciones municipales


monforte / la voz

El 29 de enero se reunirá el primer pleno municipal del 2018 en Monforte. Ese mismo día termina el plazo de un mes que tiene la oposición para presentarle una moción de censura al alcalde. Se trata de una simple casualidad, un azar del calendario que en todo caso puede valer para dar por iniciada la recta final del primer mandato de José Tomé al frente de este Ayuntamiento. Ni habrá moción de censura, ni probablemente el alcalde vaya a ser capaz de sacar adelante otro presupuesto antes de las próximas elecciones. Tampoco le importa gran cosa.

Sus colaboradores próximos saben que cuando decidió gobernar sin pactos Tomé tenía claro que debía concentrarse en tener unos presupuestos propios para trabajar a su gusto en el 2016 y en el 2018. Los primeros le permitían poner en marcha los paquetes de obras que a él le parecían imprescindibles para volver a ganar las elecciones. Y los del año que está a punto de empezar le dejarán terminar esas obras. En el 2017 se podía permitir el lujo de prorrogar los anteriores. Lo mismo que en el 2019, un año que desde el punto de vista de la gestión municipal preelectoral se acaba en un suspiro, porque en mayo ya toca votar alcalde.

Para esos dos presupuestos fundamentales José Tomé disponía de la moción de confianza, el as en la manga de todo gobierno locales en minoría. La plantean, la pierden y si la oposición no es capaz de ponerse de acuerdo para nombrar otro alcalde, los presupuestos se aprueban automáticamente un mes después, como pasará a las doce de la noche del 29 de enero. Es un arma infalible pero de alcance limitado, porque solo puede usarse dos veces por mandato. Suficiente para los dos presupuestos que a Tomé le parecen tan importantes.

La explosión de esta primavera

Claro que para recurrir a una moción de confianza el alcalde en cuestión tiene que estar muy seguro de que enfrente no hay alternativa, de que su oposición no es capaz de ponerse de acuerdo para montarle una moción de censura. Lo que el PSOE tenía enfrente hasta ahora en Monforte eran el BNG y el PP, dos fuerzas imposibles de mezclar para un gobierno alternativo. La explosión interna en el Bloque esta primavera y la consiguiente fuga de cuatro de sus concejales cambia esa realidad. De ahí la rapidez con la que tanto la portavoz popular, Julia Rodríguez, como la de los escindidos del Bloque, Pilar López, hicieron circular estos días la especie de que estaban dispuestas a hablar para echar a Tomé.

Se amparaban en otra casualidad del calendario. Justo después de que el gobierno local pusiese en marcha el procedimiento de la moción de confianza, el Tribunal Constitucional hacía pública la sentencia que anula parte de las medidas contra el transfuguismo en los Ayuntamientos aprobadas por el PSOE en la etapa de Zapatero.

En vez de sumar, restan

Los jueces fallaron contra la disposición legal que hace que en una moción de censura, para la que es preciso el respaldo por escrito de la mitad más uno de los concejales, las firmas de los tránsfugas restan en vez de sumar. Y a efectos legales, los cuatro ediles no adscritos de Monforte no son otra cosa que tránsfugas. Traducido a la realidad política monfortina, para que pueda prosperar una operación de cambio de alcalde son necesarios trece de los diecisiete concejales. Pero la propia sentencia dice claramente que sus efectos no serán inmediatos. Los jueces los aplazan hasta después de las elecciones municipales del 2019.

Así que el PP y los no adscritos necesitan nada menos que trece votos para su moción de censura. Eso y ponerse de acuerdo para ver si la nueva alcaldesa sería Julia Rodríguez o Pilar López. Los jueces del Constitucional y su sentencia en diferido les han evitado ese trago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Tomé ya mira a mayo del 2019