Lugo no planifica el ocio cultural

Falta promoción e información anticipada de los actos destacados y no funciona la agenda de la web del Concello


lugo / la voz

En Lugo hay vida cultural, hay colectivos que la dinamizan y hay personas que trabajan a diario por ofrecer espectáculos con origen local, gallego y estatal. El problema surge a la hora de promocionar, dinamizar y coordinar los espectáculos y los espacios culturales. El debate político y social está instalado en este momento en quién paga el equipamiento del nuevo auditorio, pero nadie está poniendo encima de la mesa qué sucederá una vez que el Concello tenga la llave del edificio y cómo y quién gestionará la programación cultural del mismo. Sí se sabe que el modelo de ocio cultural que se está llevando a cabo en los últimos años en la ciudad no funciona, al menos si se compara con ciudades cercanas y de tamaño similar.

¿cómo se difunden los actos culturales?

Ni publicación en papel, ni agenda, ni web municipal actualizada. En numerosas ciudades, desde grandes urbes a pequeños concellos, llevan años editándose publicaciones en las que se detalla la programación cultural a un mes vista, bimensual o incluso semestral. Este tipo de revista-folleto, que en muchos casos incluye informaciones adicionales de museos y colectivos sociales (además de anuncios de publicidad) se reparte por todo tipo de espacios públicos de las ciudades. Lugo carece de este modelo de publicación. Hay una variable fundamental para que se pueda llevar editar este tipo de guía y es saber qué eventos culturales se van a realizar con suficiente anticipación. Si lo hacen ciudades como Ponferrada o As Pontes, ¿por qué Lugo no? Si un lucense o una persona con intención de visitar nuestra ciudad quiere saber qué actividades culturales habrá en un futuro inmediato (uno o dos meses, por no hablar de más intervalo de tiempo), resulta imposible. La página web del Concello, www.lugo.gal, no dispone de una agenda actualizada, cuando hay compañías de teatro o grupos de música que ya saben cuándo van a actuar en el auditorio Gusta Freire. La información cultural que se difunde en la web municipal es poco clara y con informaciones atrasadas, además de no estar destacada como una área principal. Se relatan una serie de eventos ya consolidados en la vida cultural de la ciudad, pero sin definir su contenido. Es un modelo que ha funcionado por costumbre: en febrero, la Mostra de Teatro Clásico; en mayo, el Festival de Magia; en junio, la Semana do Corpus; en septiembre, la Semana de Cine o en noviembre, el Festival de Jazz. La presentación de buena parte de estas actividades se hace con menos de un mes de antelación, lo que no favorece la visita de personas de fuera de la ciudad.

artistas famosos sin repercusión

Un otoño lleno de figuras. La cultura se conforma por eventos de masas y por actos para minorías, y ambas son expresiones artísticas que deberían tener sus espacios y tienen sus públicos. En los dos últimos meses del 2016 pasaron por el Gustavo Freire los últimos espectáculos de famosos de la escena: Moncho Borrajo (11 de noviembre), Carlos Latre (12 de noviembre), Pancho Varona (18 de noviembre), Santi Millán y Javi Sancho (25 de noviembre) o Carlos Blanco y Luis Dávila (26 de noviembre). Son espectáculos promovidos por empresas privadas pero que usaron un local municipal. ¿Hubo promoción? ¿Quién se debe encargar de la misma?

Los nombres citados antes son rostros conocidos, pero por el auditorio han pasado otras funciones y artistas con menos fama, y que tampoco han tenido difusión. Desde el Concello se envía todos los viernes a los medios de comunicación y se cuelga en su web un amplio boletín cultural donde se explicitan estas actividades y las exposiciones de toda la ciudad a lo largo de los siguientes ocho días. Este documento, con datos muy simples y sin ningún elemento gráfico, desaparece de la web a los pocos días y luego es complicado de encontrar.

«Planifica o teu lecer»

Una manera de fomentar el turismo. Hoy ya se puede saber que el 4 de abril actúa la cantante Ute Lemper en el auditorio de Ferrol. El 8 de febrero actúa en el Teatro Bergidum de Ponferrada el Ballet Imperial Ruso con Cascanueces. El 17 del mismo mes y en la misma ciudad estarán Julia Gutiérrez Caba y Miguel Rellán con Cartas de amor. El 18 de febrero, en el auditorio de Ourense, actuará Chenoa. Y así se podría seguir con más espectáculos, para diferentes públicos, y ciudades. Los seguidores de algún artista, grupo musical o compañía teatral o de danza pueden saber con antelación cuándo y dónde actúan. Como señala el Concello de Ourense: «Planifica o teu lecer». Y es que entorno a una actuación, más o menos relevante, se puede mover no solo el público local, sino de otros municipios, con lo que puede repercutir en la hostelería, el comercio y las reservas de hotel.

público familiar

Una Navidad llena de espectáculos que pasaron desapercibidos. Los padres con niños pequeños cada vez están demandando más espectáculos familiares y, especialmente, los fines de semana y durante las fiestas. En ciudades como Ourense y Pontevedra lo tienen claro desde hace años, con la programación de funciones los domingos al mediodía con compañías de marionetas, teatro infantil o magia. En sus portales municipales se pueden ver dosieres amplios, con fotos y reseñas. En Lugo acaba de terminar el Nadal y desde el Concello se programaron interesantes espectáculos que pasaron, la mayoría, totalmente desapercibidos. Eso sí, se editó un folleto simple de dos páginas. Hubo musicales promovidos por empresas privadas como La bella y la bestia, un cuento musical o Dreams (basado en canciones de Disney). Pero desde el Concello se promovieron espectáculos de éxito infantil y de compañías y grupos gallegos que apenas tuvieron repercusión. El caso más llamativo se vivió el día 30 de diciembre con la presencia del grupo catalán Farres & Brothers (que ahora está en un festival en Vilnius, Lituania) y su obra Tripula, que ha conseguido este año numerosos premios en España por su originalidad y calidad artística. Sobre el escenario del auditorio Gustavo Freire se instaló un globo aerostático en el que entraba el público. En su interior los niños y padres pudieron disfrutar de una función llena de magia. Fueron tres funciones, una de ellas por la mañana, previstas para 90 personas cada una. Apena fueron cien a las tres, a pesar de que costaba 5 euros y descuentos para los menores. Esta actuación la organizó el Concello en su auditorio. Un ejemplo de falta de promoción.

Votación
0 votos
Comentarios

Lugo no planifica el ocio cultural