Solidaridad y cabalgadas bajo el sol en Monforte


1Al empezar el último mes del curso escolar, los alumnos del colegio Escolapios de Monforte han celebrado una fiesta solidaria afin de recaudar fondos para apoyar diversos proyectos educativos y sanitarios que las fundaciones Itaka Escolapios y Funeso desarrollan en la República Dominicana, Nicaragua, Costa Rica, Guinea Ecuatorial y Gabón. Entre el viernes y el domingo, en el recinto del centro educativo hubo varios torneos deportivos -para niños y también para adultos-, juegos tradicionales, música, danza, un guateque, una comida de confraternización, una fiesta de la espuma, una piñata y un bingo solidarios y una caminata hasta Ribas Altas, que se llevó a cabo bajo el lema «Amigos de Guinea».

Exhibición ecuestre

2Pero de todo el programa festivo, una de las cosas que sin duda llamó más la atención fue una exhibición de equitación que se llevó a cabo el sábado. Niños y mayores tuvieron la ocasión de cabalgar por el entorno del colegio, aprovechando el buen tiempo que reinó en la ciudad durante todo el fin de semana.

Polluelos en lo alto

3Quienes pasaron por el colegio monfortino, por otro lado, pudieron ver un curioso espectáculo muy típico de la época primaveral. En un nido de cigüeñas construido sobre el pináculo central de la fachada del Colegio de la Compañía, varios polluelos estuvieron observando con curiosidad el animado ambiente que caracterizó la fiesta solidaria.

Médicos y artistas

4En el Círculo Saviñao de Escairón se presentó mientras tanto una peculiar exposición artística, denominada «Catro médicos pola Ribeira Sacra». Lo que tiene de particular esta muestra de pintura no es que consista en retratos de médicos, como podría pensar alguno. Los cuadros, de variados estilos y temáticas, tienen en común el hecho de haber sido pintados por médicos. Más concretamente, por Leopoldo García Méndez, Pablo Galego Feal, Jesús Vázquez Gallego y Tino Cuesta. Todos ellos estuvieron presentes en la apertura, salvo el último, que en esos momentos se encontraba en Italia, participando precisamente en una bienal de pintura. El periodista lucense Paco Rivera Cela, amigo de los artistas, se encargó de la presentación.

Música y palabras

4No solo hubo pintura en el Círculo Saviñao, sino también música. El local de la sociedad acogió un concierto del cantautor ourensano Emilio Rúa, que presentó su más reciente disco, Destino Sur. El título no alude a regiones lejanas o a otros continentes, sino al pueblo ourensano de Riós, en el sur de la provincia vecina, que es la tierra natal del artista. Al término de la actuación, que fue seguida atentamente por el público, Rúa firmó ejemplares de su reciente obra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Solidaridad y cabalgadas bajo el sol en Monforte