Elvia García, más que un comodín

La colocadora asturiana sustituyó a Elisandra Sebben en Tenerife y rayó a gran altura, demostrando que puede tener continuidad en la liga con el Ribeira Sacra


monforte/la voz.

El Club Voleibol Ribeira Sacra cumplió con nota el pasado sábado. No solo ganó al Cuesta Piedra Santa Cruz, sino que los técnicos descubrieron lo que pueda aportar hasta este momento una suplente de lujo, Elvia García. La deportista asturiana salió a la pista desde el inicio del partido por Elisandra Sebben, y cumplió a la perfección, demostrando que tiene categoría para disponer de continuidad en la Superliga Española de Voleibol.

La colocadora asturiana recibió la felicitación de su nuevo técnico, Rafael Petry, por lo bien que respondió a las exigencias de la situación -el Ribeira Sacra sumaba ya cinco derrotas consecutivas-. Elvia agradeció las felicitaciones, pero ya piensa en el partido del Haro. «Estoy contenta con la actuación que tuve en Tenerife, porque me adapté perfectamente. Mis compañeras me ayudaron mucho y me facilitaron el trabajo», indicó García.

No obstante, la colocadora asturiana, que llegó a Monforte de la mano de Hugo Gotuzzo, hizo hincapié en la importancia del triunfo. «Entiendo que ha sido una victoria fundamental, porque nos da un empujón en la clasificación y supone una inyección anímica importante, sobre todo de cara a afrontar nuestros próximos compromisos», señaló.

Elvia García tiene muy claro que el equipo puede reaccionar y para ello apunta la solución. «La clave para seguir sumando puntos y ganando está en la unión de todo el grupo. En los partidos no podemos hacer cada una la guerra por nuestra cuenta, hemos de remar todas en la misma dirección», indicó la colocadora.

Continuidad

A Elvia García le gustaría tener más continuidad en el primer equipo del Ribeira Sacra, aunque sabe para qué vino al equipo. «Desde que fiché por este club supe cuál sería mi papel. Yo vine al equipo a aprender, y como más se asimilan los conceptos es entrenando y jugando con las grandes deportistas, es decir por el método de la observación», concluyó.

Elvia García es una jugadora que hace grupo. Tiene 23 años y empezó en el voleibol a los 4. Hasta los 16 estuvo compitiendo con el colegio de los Campos, de la localidad asturiana de Corvera. Después, pasó al Jovellanos, equipo desde el que dio el salto al Curtidora. El preparador argentino Hugo Gotuzzo la reclamó para el Ribeira Sacra.

Además de formar parte de la primera plantilla, Elvia ejerce de entrenadora de las escuelas deportivas del club en el Colexio Novo y en el IES de A Pinguela. «Me gusta enseñar voleibol a los más pequeños», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Elvia García, más que un comodín