La conquista del espacio

Hace veinte años se ponía en órbita el primer módulo de la Estación Espacial Internacional

«La noche estrellada» (1889), de Vincent van Gogh. Museo de Arte Moderno de Nueva York
«La noche estrellada» (1889), de Vincent van Gogh. Museo de Arte Moderno de Nueva York

En relación con su cuadro de la noche estrellada, Van Gogh comentó: «Mirar a las estrellas siempre me hace soñar, al igual que sueño mirando los puntos negros que representan ciudades y pueblos en un mapa. ¿Por qué, me pregunto, no deberían ser los puntos brillantes del cielo tan accesibles como los puntos negros del mapa de Francia? Así como tomamos un tren para llegar a Tarascón o a Ruan, tomamos la muerte para llegar a una estrella». En principio, el espacio es algo que puede ser recorrido, u ocupado. En nuestras mentes, es ante todo un lugar vacío, la distancia o separación que hay entre objetos, sean terrestres o celestes. Van Gogh conquistó para sus cuadros el espacio con sus sueños; otros lo harían con la razón, la ciencia o la tecnología.

Porque el tema de la naturaleza del espacio trajo de cabeza a muchos pensadores. Para Newton, hay un espacio absoluto que existe independientemente de la materia y que es real, inmutable, inmóvil, infinito y uniforme. Es inmaterial, y en él se encuentran todas las cosas, ocupando un espacio. Otros filósofos del siglo XVII, como Leibniz, pensaban, sin embargo, que el espacio no es real, sino que es un concepto que existe solo como una relación entre objetos; en definitiva, el espacio no puede existir si no hay objetos. A comienzos del siglo XX la teoría de la relatividad niega la existencia del espacio absoluto de Newton. Einstein unificó las ideas de espacio y tiempo en un solo concepto.

Dejando a un lado las teorías, existe un espacio exterior, que es el espacio por antonomasia. Así llamamos al que se encuentra más allá de la atmósfera terrestre, que ya ha sido escenario de numerosas empresas científicas y tecnológicas. Finalizada la carrera espacial que tuvo lugar durante los años de la Guerra Fría, nació el primer proyecto de colaboración. Hace ahora veinte años, el 20 de noviembre de 1998, se ponía en órbita el primer módulo de la Estación Espacial Internacional (ISS son sus siglas en inglés), la primera ciudad en el espacio. Se trata de la mayor obra conjunta que haya realizado nunca la humanidad, y desde el año 2000 se mantiene allí de modo continuo la presencia humana en el espacio. La ISS, que mide como un campo de fútbol, vuela sobre nuestras cabezas dando una vuelta a la Tierra cada hora y media, a una altura de unos 400 kilómetros, a más de 26.000 kilómetros por hora. Esa estación representa un excepcional laboratorio de investigación para estudios científicos y tecnológicos en situación de microgravedad.

Y del espacio exterior volvamos a lo inmediato. Al reto de expresarse en el espacio limitado de una página. Y teniendo que dejar tantos espacios en blanco. En este texto los espacios entre palabras suponen casi el 18 % de la longitud de sus líneas. Pero son imprescindibles. Otra cosa asusta. Valga como ejemplo la palabra alemana Grundstücksverkehrsgenehmigungszuständigkeitsübertragungsverordnung, que es algo así como la ‘aprobación del reglamento para la delegación de autoridad en permisos para el transporte terrestre’. Con 67 letras, es la más larga del idioma alemán. Mejor, con espacios, ¿verdad?

Ipse dixit

El espacio es la más grande de todas las cosas porque contiene todo lo que ha sido creado

Tales de Mileto (624-546 antes de Cristo)

Si hay solamente espacio, sin soles o planetas en él, entonces el espacio pierde su esencia

Buda Gautama (siglo V antes de Cristo)

Debemos admitir con humildad que, mientras el número es puramente un producto de nuestra mente, el espacio tiene una realidad fuera de nuestra mente, de modo que no podemos prescribir completamente sus propiedades a priori

Carl Friedrich Gauss (1777-1855)

El tiempo no es sino el espacio entre nuestros recuerdos

Herri-Frédéric Amiel (1821-1881)

Para un hombre tribal, el espacio es un misterio incontrolable. Para el hombre tecnológico es el tiempo el que ocupa esa función

Marshall McLuhan (1911-1980)

 acitvidades

1 En octubre del 2003 el español Pedro Duque visitó durante diez días la estación espacial internacional, en el marco de la misión Cervantes de la Agencia Espacial Europea (ESA). ¿Te gustaría ir alguna vez al espacio? Indica qué experimento te gustaría hacer si pudieras estar dos semanas en la ISS.

2 Busca imágenes que ayuden a ilustrar y definir los siguientes conceptos:

  • Espacio escénico
  • Espacio aéreo
  • Espacio vital
  • Espacio intercelular
  • Espacio ajardinado
  • Espacio ferial
  • Espacio informativo

3 El espacio que imaginó Newton para alojar los objetos materiales tenía tres dimensiones y se limitaba a la geometría de Euclides, según la cual, por ejemplo, los ángulos de un triángulo siempre suman 180 grados y por tanto no puede haber uno que tenga dos ángulos rectos. Eso no es así en la superficie de una esfera. Sobre una pelota, dibuja con rotulador un triángulo con tres ángulos rectos.

4 Zenón de Elea fue un filósofo presocrático que vivió en el siglo V antes de Cristo y que nos planteó interesantes paradojas, como la famosa de Aquiles y la tortuga, que en esencia dice que en una persecución el corredor más veloz (Aquiles) nunca puede alcanzar al más lento (la tortuga), pues aunque disminuya el espacio entre ambos, el perseguidor primero debe alcanzar el punto desde donde partió el perseguido, de manera que el más lento siempre llevará una ventaja. Pon ejemplo de otras paradojas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La conquista del espacio