El presidente Bukele mina la separación de poderes en El Salvador

Héctor Estepa BOGOTÁ / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

JOSE CABEZAS | Reuters

Ordena jubilarse a jueces y fiscales con más 30 años o con tres décadas ejerciendo

06 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Preocupan en El Salvador los últimos movimientos del presidente, Nayib Bukele. La Asamblea Legislativa, controlada con amplia mayoría por diputados oficialistas, aprobó esta semana dos decretos que ordenan la jubilación de todos los jueces y fiscales mayores de 30 años, o que lleven más de tres décadas ejerciendo como magistrados.

Al menos un tercio de los 690 jueces del país se verán obligados a dejar sus puestos de trabajo. Sus sustitutos, según las mismas resoluciones, serán nombrados por la Corte Plena y la Fiscalía General, órganos controlados ahora por leales a Bukele.

«No más jueces corruptos y Justicia a la medida de grupos de poder» señaló el líder del Legislativo, Ernesto Castro, para justificar la medida, sin explicar cómo la jubilación solo de los jueces más veteranos va a contribuir a depurar el sistema.