La bandera talibán ya ondea en Kabul

Mikel Ayestaran / Colpisa JERUSALÉN

INTERNACIONAL

Un miliciano talibán ante el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul
Un miliciano talibán ante el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul

La conquista se produce sin derramamiento de sangre mientras el presidente Ghani abandona Afganistán. El retorno de los talibanes: dos décadas de cambios para volver al poder

16 ago 2021 . Actualizado a las 16:36 h.

La bandera blanca del Emirato ondea en lo más alto del palacio presidencial de Kabul. Menos de 24 horas después de anunciar en un mensaje a la nación que había puesto en marcha «consultas» con líderes políticos y socios internacionales para encontrar «una solución política que aporte paz y estabilidad al pueblo afgano», el presidente Ashraf Ghani y su equipo más cercano de colaboradores abandonaron Afganistán. Tras la toma de todas las capitales provinciales del país sin apenas resistencia en apenas dos semanas, los talibanes cercaron la capital por la mañana y anunciaron que estaban dispuestos a negociar una «transición pacífica», pero a las pocas horas sus tropas entraron en la capital y el presidente voló a un lugar seguro en Asia Central cerrando una etapa de dos décadas de experimento estadounidense fallido en Afganistán.

No hubo combates, no hubo resistencia de ningún tipo, la insurgencia recuperó el poder sin pegar un solo tiro, aunque esta victoria es el fruto de dos décadas de guerra en la que, pese a la superioridad militar del enemigo, nunca dejaron de pelear. La imagen de la jornada la protagonizaron decenas de milicianos en el despacho de Ghani, en el corazón del palacio presidencial, el símbolo de un Afganistán de mentira que no aguantó ni siquiera hasta el 31 de agosto, fecha marcada por Washington para la salida de sus tropas. Mientras se sentaban en los sillones del despacho, los barbudos comparaban su éxito con el retorno del Profeta Mahoma a la Meca y repetían: «Cuando Dios ayuda, el triunfo llega».

Ghani se fue, pero su gran adversario político y negociador jefe del Gobierno Abdula Abdula se queda y en su página de Facebook colgó un vídeo para confirmar la salida del presidente del país. Abdula dijo que espera que «este día y esta noche tan difíciles» pasen pronto y que la gente vea «días de paz», pero también lanzó un mensaje a su rival, de quien aseguró que «tendrá que rendir cuentas ante Dios».