Giorgia Meloni, la nueva estrella de la derecha italiana

Aunque la Liga se mantiene como primer partido de la coalición conservadora, pierde posiciones frente a Hermanos de Italia, heredera del posfascismo

Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia
Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia

Roma / colpisa

Giorgia Meloni es la nueva estrella de la derecha italiana. La líder de Hermanos de Italia (HdI), formación que tiene sus raíces en el posfascista MSI, ha conseguido que su partido se convierta en la única fuerza política en crecer en las elecciones regionales celebradas el domingo y el lunes. Lo ha hecho a costa de la Liga, su socio en la coalición conservadora, y cuyo líder, Matteo Salvini, no da pie con bola desde que, en el verano del 2019, dinamitó la alianza gubernamental que mantenía con el Movimiento 5 Estrellas (M5E). Aunque su partido sigue el primero en intención de voto a nivel nacional, Salvini no ha conseguido forzar la convocatoria de elecciones, como pretendía, y ha fracasado en sus sucesivos intentos de conquistar históricos bastiones de la izquierda, como ocurrió en enero con las regionales en Emilia Romaña y con Toscana en esta última cita electoral.

«El crecimiento de HdI ha sido paralelo a la reducción de la Liga. Se trata de un trasvase de votos dentro del bloque conservador», explica Luigi Curini, profesor de ciencias políticas de la Universidad Estatal de Milán. «Meloni se ha beneficiado del empañamiento de la figura de Salvini durante el último año, en el que ha cometido continuos errores estratégicos al plantear las distintas elecciones regionales como una forma de hacer caer al Gobierno», sostenido por una coalición entre el M5E y el Partido Democrático (PD, centroizquierda).

En esta última cita con las urnas, la Liga ha perdido votos respecto a las elecciones europeas del año pasado, principalmente en las regiones meridionales que había en juego. De esta caída se ha beneficiado Meloni, cuyo partido cuenta además con una presencia mucho más fuerte en esa parte del país. A muchos votantes meridionales tampoco se les olvidan los insultos que hasta hace pocos años les dedicaba la Liga, cuando esa formación tenía el apellido Norte y se presentaba solo en la zona septentrional del país, la más rica. «Podemos decir que somos el único partido que crece en todas las regiones», comentó orgullosa Meloni tras conocerse los resultados. El mayor éxito lo ha conseguido en Las Marcas, donde Francesco Acquaroli, uno de sus hombres, se convierte en nuevo presidente regional. En este territorio ribereño del Adriático, HdI pasa del 5,8 % de las europeas del año pasado al 18,6 %. En Toscana, del 5 % al 13,5 % y en Liguria, del 5,7 % al 10,8 %. Además de los crecimientos más modestos en Campania y Véneto, la espina de la cita electoral fue lo sucedido en Apulia. Aunque el partido de Meloni sube del 9 % al 12,6 %, el candidato a presidente de la coalición de derechas, Raffale Fitto, se vio superado por el izquierdista Michele Emiliano.

De puertas afuera Salvini no parece inquietarse por el ascenso de HdI. «Yo no tengo competencia dentro de la coalición. El liderazgo lo deciden los ciudadanos y la Liga es el primer partido del centroderecha en todas las regiones en las que se ha votado», comentó al analizar los resultados. Dentro de la Liga, no obstante, hay cierta preocupación. «Existe un debate interno que no supone una crisis para el liderazgo de Salvini, pero que discute las tácticas de las campañas electorales, que deben ser revisadas», reconoció el diputado de la Liga Edoardo Rixi en una entrevista en Radio 24.

La tercera pata de la coalición conservadora es Forza Italia, el partido de Silvio Berlusconi, que sigue perdiendo posiciones y se mantiene muy por debajo del 10 %. Aunque ha pasado de ser la más poderosa fuerza política del centroderecha a la más pequeña, el politólogo Curini considera que sigue teniendo una gran relevancia. «La suerte de Forza Italia va ligada a la salud de Berlusconi, pero mientras este siga aguantará con un 5-7 % de los votos, que resultan cruciales, ya que ni Salvini ni Meloni son capaces de atraer a los electores liberales y moderados. Esos apoyos son cruciales para que la coalición conservadora consiguiera ganar unas elecciones», apunta el profesor de la Universidad Estatal de Milán. «Si eres un empresario de centroderecha con posiciones políticas no extremistas no te resulta fácil votar a la Liga o a HdI. No tienes más opciones que Forza Italia, a pesar de todos sus errores del pasado»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Giorgia Meloni, la nueva estrella de la derecha italiana