Guaidó pide a la comunidad mundial que apoye el plan de transición de EE.UU.

El régimen de Maduro califica de «miserable» la propuesta de Washington

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela reconocido por más de 50 países
Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela reconocido por más de 50 países

Redacción / La Voz

Juan Guaidó fue el primero en hacer suyo el nuevo plan para Venezuela presentado el martes la Administración Trump, pese a que implica que tanto él como Nicolás Maduro se hagan a un lado. El miércoles dio un paso más y solicitó a la comunidad internacional que apoye la propuesta de EE.UU. para evitar la «catástrofe humanitaria». Todo lo contrario que el Gobierno de Maduro, que calificó de «miserable» que Washington trate de «sacar ventajas geopolíticas en medio de la más pavorosa pandemia mundial».

El líder opositor y presidente interino reconocido por más de 50 países considera que un «gobierno de emergencia nacional» permitirá que Venezuela pueda «acceder a la ayuda y la financiación internacional que necesita [ante la crisis del coronavirus], para lo cual es imprescindible la salida de Maduro del poder». También valoró positivamente que la hoja de ruta plantea varios pasos a «los jerarcas de la dictadura» para levantar las sanciones.

En un notable giro táctico de EE.UU., la propuesta denominada Marco de Transición Democrática habla de un Gobierno de transición, sin Maduro ni Guaidó. Pero también impone que el líder chavista salga del escenario político. «Nunca volverá a gobernar», dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo. En cambio permite a Guaidó seguir como jefe del Parlamento y ser candidato en unas elecciones «libres y justas». A cambio, Washington ofrece importantes concesiones al chavismo: una ley de amnistía para todos los «delitos políticos», excepto los crímenes de lesa humanidad, y la retirada de la denuncia contra Maduro en el Tribunal Penal Internacional (TPI).

Guaidó ha hecho suyo el plan porque recoge en parte la propuesta que la delegación opositora hizo en las negociaciones con el régimen para que tanto el líder opositor como Maduro dieran paso a un gobierno de transición con miras a unas elecciones «creíbles». Además, en los últimos días Guaidó insistía en la necesidad de crear un «gobierno de emergencia nacional» para hacer frente a la pandemia de coronavirus en Venezuela, alertando de que el país es especialmente vulnerable por la crisis humanitaria que sufre desde hace años. 

Apoyo internacional

Uno de los primeros en apoyar la nueva hoja de ruta de Trump fue la Organización de Estados Americanos (OEA), presidida por Luis Almagro, que considera que es «una propuesta válida para un camino hacia el fin de la dictadura usurpadora y la restauración de la democracia en el país». Colombia también aplaudió la propuesta estadounidense porque coincide con su posición y la del Grupo de Lima.

Desde Europa, Portugal, Alemania y Austria dieron la bienvenida al plan, mientras en España no hubo reacción alguna. La UE deja su respuesta para los próximos días, una vez haya estudiado en detalle la propuesta.

En el extremo contrario se posicionan los aliados tradicionales de Maduro. Así, el embajador ruso en Caracas, Serguéi Melik-Bagdasarov, señaló que «los ultimátums» de Estados Unidos «no ayudarán» a Venezuela a resolver el conflicto político. Para Cuba, el nuevo plan de Pompeo solo confirma la pretensión neocolonial de EE.UU. en línea con la doctrina Monroe», en palabras del ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Guaidó pide a la comunidad mundial que apoye el plan de transición de EE.UU.