Crecen las protestas contra el Gobierno de Lenín Moreno

«En el momento que el pueblo ecuatoriano desee que me vaya, me iré», señaló el presidente

Miles de indígenas se manifestaron en el centro histórico de Quito
Miles de indígenas se manifestaron en el centro histórico de Quito

Bogotá / E. La Voz

Tras la instauración del estado de excepción y el traslado del Gobierno a la ciudad de Guayaquil, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, decretó el martes el toque de queda nocturno en lugares estratégicos o cerca de edificios públicos de importancia, ante las protestas antigubernamentales que se desarrollan en el país desde hace una semana.

«En el momento que el pueblo ecuatoriano desee que me vaya, me iré. Pero no precisamente porque aquellos que quieren retornar a la expoliación, a la siniestralidad del pasado, quieran volver», señaló Moreno en una entrevista para el canal Teleamazonas. «Sin embargo, estoy tomando las medidas más adecuadas para que haya los paliativos necesarios y terminar esta situación negativa», añadió.

Las multitudinarias protestas antigubernamentales surgieron la semana pasada, tras el anuncio de un ‘paquetazo’ de medidas económicas, tomadas en el contexto de un pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que incluían la supresión de un subsidio al combustible, vigente desde hace cuatro décadas y cuya eliminación ha supuesto el aumento de las tarifas de los hidrocarburos en hasta un 123 %.

Moreno ha tendido la mano para negociar a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que lidera las protestas, pero no está dispuesto a restaurar el subsidio. Ha propuesto, en cambio, la creación de un fideicomiso para que parte de los recursos ahorrados por el Estado sean destinados al campo.

La ONU, la Iglesia católica y las universidades se han prestado voluntarias para supervisar ese posible diálogo. Pero los indígenas, que se han desmarcado taxativamente del expresidente Rafael Correa (2006-2017), a quien Moreno acusa de dar un «golpe de Estado», no están dispuestos a negociar si no se elimina el polémico decreto del subsidio.

El miércoles protagonizaron grandes movilizaciones en Quito, en el marco de una huelga general, después de que parte de sus miembros entrasen por la fuerza en un desalojado Parlamento la tarde anterior. La marcha finalizó con fuertes enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en el centro histórico de Quito. Mientras, el presidente Moreno, y parte de su equipo, viajaban rumbo a la capital, desde Guayaquil, para evaluar el alcance de las protestas que están poniendo contra las cuerdas al Gobierno.

Correa exige comicios ante la crisis de Ecuador y no descarta concurrir

I. sánchez artero
Rafael Correa habla con los periodistas en Bruselas
Rafael Correa habla con los periodistas en Bruselas

El expresidente tacha de «ridiculeces» las órdenes de detención que pesan sobre él por secuestro y cobro de sobornos

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, aprovechó un encuentro con la prensa en el Parlamento Europeo organizado por los eurodiputados de Unidas Podemos para exigir al Gobierno de Lenín Moreno, actual presidente de su país, que busque «una salida democrática a la situación límite que está viviendo Ecuador y convoque elecciones».

Correa anunció que «si fuera necesario», se postulará como candidato y aclaró que tan solo está inhabilitado como presidente, por lo que «de vicepresidente para abajo no debería de existir ningún problema». Sin embargo, Correa cree que el Ejecutivo «creará problemas y buscará cómo evitar» su participación.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Crecen las protestas contra el Gobierno de Lenín Moreno