Correa exige comicios ante la crisis de Ecuador y no descarta concurrir

El expresidente tacha de «ridiculeces» las órdenes de detención que pesan sobre él por secuestro y cobro de sobornos

Rafael Correa habla con los periodistas en Bruselas
Rafael Correa habla con los periodistas en Bruselas

bruselas / e. la voz

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, aprovechó un encuentro con la prensa en el Parlamento Europeo organizado por los eurodiputados de Unidas Podemos para exigir al Gobierno de Lenín Moreno, actual presidente de su país, que busque «una salida democrática a la situación límite que está viviendo Ecuador y convoque elecciones».

Correa anunció que «si fuera necesario», se postulará como candidato y aclaró que tan solo está inhabilitado como presidente, por lo que «de vicepresidente para abajo no debería de existir ningún problema». Sin embargo, Correa cree que el Ejecutivo «creará problemas y buscará cómo evitar» su participación.

El expresidente vive en Bélgica y es considerado un prófugo de la Justicia ecuatoriana porque sobre él pesan dos órdenes de detención. Una por el supuesto secuestro de un opositor en el 2012 y la segunda económica, por la transferencia de 5,4 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht a la Alianza País, organización que en ese momento presidía. Preguntado por la compatibilidad o no de presentarse a estas posibles elecciones con las órdenes de detención activadas, se ha defendido diciendo que «son ridiculeces» y considera su inhabilitación «inconstitucional e ilegal».

Niega reuniones en Venezuela

Correa también se defendió de las acusaciones que vertió ayer Moreno, acusándole de golpista, y las tachó de «caso psiquiátrico». «Nosotros no somos golpistas, estamos pidiendo una salida democrática, elecciones», indicó. En esta línea, defendió que Ecuador dispone de mecanismos que prevén el adelanto de elecciones en casos graves como el actual para resolver la situación de forma pacífica y democrática. Aprovechó para asegurar que no se ha movido de Bélgica y no ha mantenido reunión alguna en Venezuela, en referencia a supuestos contactos que, según el Ejecutivo de Moreno, había mantenido.

«Que nos roben todo menos la esperanza». Este es uno de los mensajes que quiso enviar al pueblo ecuatoriano. También pidió que «se cuiden mucho, porque la represión está siendo brutal». Aprovechó para criticar la «doble moral de Europa» y pidió que defiendan los derechos humanos en todos los países, «no solo de los que les convienen». Ante la propuesta de mediación de la ONU y la Iglesia de Ecuador dijo que lo ve con «esperanza y temor», aunque teme que sea «instrumentalizada por el Gobierno».

Crecen las protestas contra el Gobierno de Lenín Moreno

Héctor Estepa
Miles de indígenas se manifestaron en el centro histórico de Quito
Miles de indígenas se manifestaron en el centro histórico de Quito

«En el momento que el pueblo ecuatoriano desee que me vaya, me iré», señaló el presidente

Tras la instauración del estado de excepción y el traslado del Gobierno a la ciudad de Guayaquil, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, decretó el martes el toque de queda nocturno en lugares estratégicos o cerca de edificios públicos de importancia, ante las protestas antigubernamentales que se desarrollan en el país desde hace una semana.

«En el momento que el pueblo ecuatoriano desee que me vaya, me iré. Pero no precisamente porque aquellos que quieren retornar a la expoliación, a la siniestralidad del pasado, quieran volver», señaló Moreno en una entrevista para el canal Teleamazonas. «Sin embargo, estoy tomando las medidas más adecuadas para que haya los paliativos necesarios y terminar esta situación negativa», añadió.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Correa exige comicios ante la crisis de Ecuador y no descarta concurrir