Trump afronta otra acusación de violación de hace dos décadas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

CARLOS BARRIA | Reuters

Una periodista que él niega conocer asegura que la agredió sexualmente en unos grandes almacenes de Nueva York en 1995

23 jun 2019 . Actualizado a las 08:47 h.

La periodista estadounidense Elizabeth Jean Carroll se ha unido a la lista de más de una decena de mujeres que aseguran haber sido víctimas de acoso o violencia sexual por parte de Donald Trump. Carroll asegura haber sido violada por el ahora presidente en 1995, una acusación que el mandatario ha negado de forma rotunda. Trump señaló que, de hecho, ni siquiera conoce a la columnista e insinuó que la oposición demócrata está tras la denuncia, de la que no hay ninguna prueba, según su versión.

«Respecto a la ‘noticia’ de E. Jean Carroll, que afirma que nos encontramos hace 23 años en Bergdorf Goodman: no he conocido a esta persona nunca en mi vida. Está intentando vender un nuevo libro, y eso debería dejar clara su motivación. Debería venderse en la sección de ficción», dijo Trump. El mandatario reaccionó así al extracto del libro de Carroll publicado el viernes en la revista New York, en el que la columnista relata cómo Trump la violó en un probador de los grandes almacenes Bergdorf Goodman, en Nueva York.

«Señora Carroll y New York Magazine: ¿No hay fotografías? ¿No hay vigilancia? ¿No hay vídeo? ¿No hay informes? ¿No había ningún empleado de la tienda cerca? Me gustaría dar las gracias a Bergdorf Goodman por haber confirmado que no tienen grabación de vídeo de ese supuesto incidente, porque nunca ocurrió», sentenció Trump.

También arremetió contra la revista New York, que definió como una «publicación en vías de extinción», por «intentar promocionarse mediante la difusión de noticias falsas», una tendencia que consideró «epidémica» entre los medios. Pidió además que «si alguien tiene información de que el Partido Demócrata» pueda estar «trabajando con la señora Carroll» o la revista New York, le avisen «cuanto antes».

Donald Trump atendió a los medios en la Casa Blanca antes de partir hacia Camp David

El presidente encara la campaña enredado en una maraña judicial

esperanza balaguer

Nada de lo que sucede en la Casa Blanca se ha visto antes en la historia política de EE.UU. Mientras el presidente, Donald Trump, decide los destinos del mundo a golpe de tuit, un ejército de jueces investigan desde el exterior el rastro de sus presuntos delitos cometidos en su etapa como constructor y como candidato a la presidencia. En total, Trump se enfrenta hasta ahora a, al menos, 15 investigaciones abiertas por nueve agencias federales, estatales y locales que indagan en sus negocios, sus obras de caridad, su campaña, su comité inaugural y sus finanzas personales. Pero el presidente no se amilana ante el acoso judicial. Pretende usarlo como parte de su estrategia para ganar la reelección en el 2020, cuya candidatura presentó el martes en Orlando. «Un terremoto en las urnas», pidió a sus incondicionales. Porque todo lo que cuenta la prensa de él son fake news, insistió. A parte del proceso de impeachment que buscan algunos demócratas en el Congreso, este es el panorama judicial que afronta el presidente y que podría llevarlo a la cárcel cuando deje de serlo.

Seguir leyendo