Trump intenta blindarse en el Senado

Se desentiende de la Cámara Baja y cierra la campaña en las plazas que peligran en la Alta

Trump participí anoche en los cierres de la campaña a las legislativas en Cleaveland, Ohio, Indiana y Misuri
Trump participí anoche en los cierres de la campaña a las legislativas en Cleaveland, Ohio, Indiana y Misuri

NUEVA YORK / CORRESPONSAL

Dos años de caos político culminarán hoy cuando los estadounidenses juzguen si el fenómeno Trump es una rareza histórica o por el contrario un reflejo de la América del siglo XXI. Más del 60 % de los votantes, el nivel más alto en unas elecciones legislativas de medio mandato, aseguran que su voto será un mensaje sobre el presidente republicano, a favor o en contra. Donald Trump se centró ayer en la batalla por el Senado al dar por perdida la Cámara de Representantes, como vaticinan los sondeos.

No fue casualidad que en el cierre de campaña de anoche se repartiese entre Ohio, Indiana y Misuri, territorios que ganó en el 2016 y donde están en juego plazas de la Cámara Alta, así como las gobernaciones. En los 35 escaños del Senado que se renuevan (del total de 100), los demócratas se perfilan como favoritos para retener 22 y los republicanos cuatro. En lo restantes, los resultados son inciertos:

Florida

La gran batalla: Los demócratas han pisado el acelerador con su candidato al Senado, el exastronauta Bill Nelson, que se enfrenta al republicano Rick Scott, el actual gobernador. Las cifras de participación confirmaron que ambos han conseguido movilizar a sus bases. En este estado también tiene lugar el duelo por el puesto que deja Scott en la gobernación entre el demócrata afroamericano Andrew Gillum y el republicano Ron DeSantis.

Arizona

Duelo de mujeres: Es la mejor oportunidad para los demócratas. El lado conservador está representado por Martha McSally y frente a ella, la demócrata Kyrsten Sinema. Las encuestas anticipan batallas ajustadas en las que Sinema lidera la carrera por solo un punto. Este territorio se convirtió en un dolor de cabeza para Trump después de que varios sondeos apuntaron a que el 50 % desaprueba su gestión.

Dakota del Norte

Vulnerabilidad: La demócrata Heidi Heitkamp está a catorce puntos en este estado conservador y fiel a Trump, a pesar de las idas y venidas de su rival, el republicano Kevin Cramer.

Indiana

Confianza republicana: Los republicanos afrontan con confianza esta contienda entre Mike Braun en el lado conservador y Joe Donnelly en el demócrata. Es el estado al que representa el vicepresidente Mike Pence

Texas

El protagonista: La carrera de Ted Cruz contra el demócrata Beto O’Rourke, que muchos ven en él al Bobby Kennedy texano, ha acumulado niveles históricos de recaudación de fondos. Pese a ser un estado republicano, Cruz no consigue despegarse de O’Rourke. Es uno de los estados clave.

Misuri

Oportunidad de oro: Es una oportunidad de oro para arrebatar a los demócratas una preciada plaza. Aquí Trump se impuso a Hillary Clinton por 19 puntos. El republicano Josh Hawley, apodado por el magnate la estrella, compite contra la demócrata Claire McCaskill.

Virginia Occidental

El demócrata conservador: En el estado en el que Trump sacó su mayor margen a Clinton con un 68 % de los votos, Joe Manchin se presenta como el candidato más conservador del Partido Demócrata. Patrick Morrisey tendrá la difícil tarea de luchar contra las cifras de los sondeos que apuntan a una victoria de los progresistas.

Montana

Trump vs Tester: El demócrata Jon Tester es uno de los grandes rivales a batir, ya no solo por su contrincante Matt Rosendale, sino por el presidente quien ha cargado duramente contra él. Pese haber ganado en votos en el 2016, Trump ha perdido adeptos.

Nevada

Carrera ajustada: Dean Heller es el único republicano que se postula para la reelección en un estado ganado por Clinton. Heller se ha mantenido cerca de Trump y según los sondeos le saca dos puntos a su contrincante, la demócrata Jacklyn Rosen.

Tennessee

El vuelco: Las esperanzas demócratas de obtener el escaño de este estado de la mano de Phil Bredesen se está desvaneciendo. Las últimas encuestas han dado un vuelco a favor de su contrincante, la «políticamente incorrecta» Martha Blackburn.

Cambios en el Gobierno tras las legislativas

Donald Trump ya se prepara para el escenario poselectoral. En este se incluye una «reorganización masiva» de su Gobierno, El diario The Washington Post. Los primeros en la parrilla de salida son el fiscal general, Jeff Sessions, y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

Sessions lleva meses sufriendo la ira de Trumo a cuenta del Rusiagate
Sessions lleva meses sufriendo la ira de Trumo a cuenta del Rusiagate

El portal de noticias Politico ya adelantó la semana pasada que la reestructuración podría afectar a hasta cinco miembros del gabinete. En el ala oeste, la portavoz Sarah Sanders podría presentar la dimisión tras deteriorarse su relación con el presidente, así como parte del equipo que pueblan esa parte de la Casa Blanca, pero estos para trabajar en la campaña de reelección de Trump.

James Mattis está en la cuerda floja, pero podría salvarse de la purga
James Mattis está en la cuerda floja, pero podría salvarse de la purga

La salida de Sessions se da por hecha después de meses de amargas recriminaciones de Trump, que no le perdona su decisión de no supervisar la investigación sobre el Rusigate debido a sus propios contactos con Moscú, una medida que reduce la influencia del presidente sobre las pesquisas. Trump estuvo a punto de despedir en septiembre al número dos de Sessions y responsable de supervisar la investigación de Mueller, Rod Rosenstein, y aunque la relación entre ambos ha mejorado recientemente, no se descarta su posible expulsión. Muchos en el Departamento de Justicia esperan que sea despedido -quizá de forma humillante- o forzado a renunciar en los días posteriores a los comicios, según el Post, que cita como fuentes a catorce funcionarios y exfuncionarios.

Nielsen no es suficientemente dura con la inmigración, según el presidente
Nielsen no es suficientemente dura con la inmigración, según el presidente

Protegida de Kelly

En la Casa Blanca ya se ha discutido quién reemplazará a Nielsen, acusada de no ser lo suficientemente dura contra la inmigración ilegal. Nielsen es la protegida del jefe de gabinete, John Kelly, a quien Trump ha pedido que siga en el cargo hasta el 2020, aunque nadie se atreve a certificar que el general aceptará esa oferta debido a sus frecuentes roces. Otros cuyo futuro es incierto son los secretarios de Defensa, James Mattis; Interior, Ryan Zinke; y Comercio, Wilbur Ross. Mattis mantiene «una relación incómoda de trabajo» con Trump, según un exfuncionario citado por el Post, pero el presidente no prevé despedirlo a corto plazo y el general tampoco parece tener planes de renunciar.

Wilbur Ross está prácticamente fuera tras una investigación sobre sus negocios
Wilbur Ross está prácticamente fuera tras una investigación sobre sus negocios

La que parece más probable es la salida de Ross, a quien Trump ha criticado, mientras que Zinke está en la cuerda floja por la reciente investigación que abrió el Departamento de Justicia sobre sus negocios inmobiliarios.

La gran incógnita del voto hispano

Adriana Rey
4.600 militares reforzaron este fin de semana la frontera entre Texas y México
4.600 militares reforzaron este fin de semana la frontera entre Texas y México

Se bate el récord de registrados, pero la tradición apunta a una baja participación

El voto hispano podría ser decisivo en las elecciones legislativas que hoy se celebran en Estados Unidos. Sin embargo, y a pesar de que se haya contabilizado un récord de 29 millones de hispanos registrados para votar, expertos y analistas subrayaron en las últimas horas que se espera que solo un cuarto de ellos acudan a las urnas.

A pesar de la insistencia de Donald Trump en cargar contra este colectivo, azuzando con frecuencia a sus bases dentro de una estrategia antiinmigración, el voto latino sigue siendo un enigma. Conviene recordar que, aunque el presidente de EE.UU. aglutina el rechazo mayoritario de la comunidad hispana, casi el 30 % de los votantes latinos lo apoyaron en 2016, unos comicios donde además cayó la participación de este colectivo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trump intenta blindarse en el Senado