Maduro pergeña su venganza

El fiscal no revela la identidad de los autores del ataque mientras siguen las dudas

.

CARACAS / CORRESPONSAL

El fiscal general venezolano designado por la Asamblea Nacional Constituyente leal al Gobierno, Tarek William Saab, anunció que seis personas están detenidas por el supuesto atentado con drones artillados contra Nicolás Maduro. Afirmó que «todos los autores materiales y sus colaboradores se encuentran plenamente identificados», al tiempo que acusó a «grupos opositores» de «optar por la vía violenta para la toma del poder».

Para Saab (uno de los colaboradores más cercanos del chavismo a lo largo de sus 20 años en el poder, en el que ha ocupado, entre otros, cargos como diputado, ministro y gobernador), «se trató de un intento de magnicidio con visos de masacre, porque estábamos allí presentes jefes de poderes públicos, el alto mando militar y la primera dama, Cilia Flores», a quien los vídeos muestran completamente desasistida mientras toda la protección de los guardaespaldas se dirige hacia su esposo, lo cual ha sido motivo de burlas en las redes sociales.

Saab no profundizó en las identidades de seis detenidos, que fueron identificados por las autoridades el propio día de los hechos y de los cuales, según Néstor Reverol, ministro del Interior, uno está relacionado con la toma del Fuerte Paramacay, uno de los arsenales militares más importantes del país, del cual hizo exactamente un año ayer, y por el cual hay decenas de oficiales de las Fuerzas Armadas detenidos. Posteriormente fueron detenidas otras dos personas en Barinas, capital del estado homónimo, a unos 500 kilómetros al sur de Caracas.

Aunque ayer se produjeron diversos registros y hay decenas de puntos de control en Caracas y en las principales autopistas que le dan acceso a la capital, el país está en total calma. Maduro ha tenido que esperar a ayer lunes para contemplar una concentración de apoyo de sus seguidores. Varios analistas destacaron que el apoyo posterior a su Gobierno fue prácticamente nulo. La policía política (Sebin) allanó ayer por la mañana en su totalidad el hotel Pestana Caracas, pero se desconocen los resultados del procedimiento.

Población escéptica

En gran parte, según muestran las redes sociales, la ciudadanía sigue escéptica sobre la autoría del atentado, como antes lo estuvo sobre hechos que finalmente resultaron ser auténtica resistencia armada al Gobierno de Maduro, como el caso del piloto policial Oscar Pérez, abatido en un operativo policial con tal exceso de fuerza que fue condenado por las más importantes oenegés de derechos humanos.

El analista Pedro Pedrosa, de origen gallego, señaló que «esto (el supuesto atentado) es el típico libreto cubano de Fidel Castro», mientras el Frente Amplio Venezuela Libre, compuesto de la mayoría de los partidos que ha proscrito el Consejo Electoral afín a Maduro (que también ha estado entre los acusados por el mandatario y sus ministros de estar detrás del atentado) indicó que «aún está por verse si realmente fue un atentado» y que «es muy difícil creer lo que dicen los burócratas del régimen».

Curiosamente, el escepticismo ha crecido a pesar de las entrevistas de la prensa independiente a vecinos del edificio donde uno de los drones se desplomó, y que sufrió daños de diversa consideración en al menos cuatro pisos, aunque evidentemente no llegó a explotar el C4 que, según la versión oficial, llevaba el aparato. Algunas fuentes oficiales admitían ayer que uno de los drones abatido sería el que se usaba para tomar las imágenes oficiales de la ceremonia en la avenida Bolívar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Maduro pergeña su venganza